Publicidad

JAÉN.- Úbeda volverá a acoger la carrera ‘Entre Culturas’. Un evento deportivo de carácter nacional que se celebrará también diversas capitales y que tendrá un objetivo principalmente solidario. El concejal de Deportes, Francisco Javier Lozano junto a María Martínez y Antonio de la Blanca del centro Safa han presentado esta actividad que el pasado año consiguió reunir alrededor de unas 1.300 personas y recaudar un total de 6.000 euros. La carrera promovida por la ONG ‘Entre Culturas’ se llevará a cabo gracias a la organización de Safa  y Ayuntamiento de Úbeda y la colaboración de la Diputación de Jaén y diversos patrocinadores privados.  Lozano ha destacado la voluntad del colegio Safa para celebrar en la ciudad de Úbeda una carrera de carácter nacional y que se celebra principalmente en capitales. Asimismo, ha agradecido el compromiso y trabajo que han puesto para llevar a cabo un evento de estas dimensiones y relevancia y que tiene como principal objetivo una causa  solidaria.

La carrera que partirá desde el centro educativo tendrá un recorrido que transcurrirá por la zona comercial y monumental. “No queríamos olvidar la zona monumental, ya que es uno de los principales valores de nuestra ciudad”,  ha destacado Antonio de la Blanca, que ha aprovechado para agradecer el compromiso del equipo educativo y de la dirección gerente y académica del centro, así como del Ayuntamiento, Diputación y patrocinadores. También ha hecho una especial mención a Policía Local, Protección Civil y Cruz Roja que aporta la cobertura médica.  La carrera tendrá un recorrido de 10 kilómetros y al finalizar se entregarán a los participantes fruta, agua y diversos obsequios donados por los patrocinadores. Asimismo, habrá una marcha en la que en su anterior edición participaron más de 400 personas. La inscripción, que tiene un precio simbólico,  se puede hacer a través de la web http://www.correporunacausa.org/. No obstante, se puede rellenar de forma presencial en la portería de Safa, González de Automoción y Deportes Biedma.

El proyecto

El objetivo general del proyecto es dar acceso a la Educación y Apoyo Psicosocial a 14.672 personas (7.211 mujeres y 7.461 hombres), refugiadas de Sudán y desplazadas internas de Sudán del Sur. La Educación de las chicas es un gran reto, pues la mayoría de ellas tienen que dejar la escuela debido a tempranos matrimonios, y debido al poco valor que le dan los padres y los líderes locales. Maban está localizado en la zona nordeste de Sudán del Sur. En Maban actualmente conviven 135.000 refugiados sudaneses, junto a 15.000 desplazados internos sur sudaneses. En ambos casos debido a los conflictos violentos que suceden actualmente en ambos países, Sudán y Sudán del Sur. No hay indicios que permitan pensar que los conflictos terminen en breve y se estabilice la situación. JRS contribuirá al bienestar de los refugiados y desplazados internos trabajando en dos áreas principales: Educación y Apoyo Psicosocial. En el área de educación se trabajará en tres aspectos: acceso a la educación, educación de calidad y educación a personas adultas.

VI Carrera Solidaria de Entreculturas Los beneficiarios del componente educativo son los/as docentes de educación primaria y secundaria y en última instancia los/as alumnos/as de las 14 escuelas atendida por el proyecto. A través de este componente se espera desarrollar la capacidad pedagógica y de gestión del cuerpo docente, proporcionando material didáctico y formación en metodología de la enseñanza así como en temática específicas relacionadas con contextos de emergencias (género, prevención, salud básica, atención personas con dificultad de aprendizaje). De esta manera se pretende convertir las aulas no sólo en entornos de aprendizaje sino también en espacios de protección de la violencia, prevención de conductas psicosociales dañinas y rehabilitación post-traumática. Y en el área psicosocial se ofrecerá acompañamiento y apoyo legal a personas extremadamente vulnerables (víctimas de violencias y abusos, personas con discapacidad, y personas que han sufrido traumas psicológicos y emocionales) proporcionando apoyo terapéutico directo, formando a terapeutas comunitarios, realizando talleres de “habilidades para la vida” y actividades recreativas comunitarias orientadas a fomentar la participación y la convivencia pacífica. Este proyecto forma parte de la estrategia global de trabajo a largo plazo del JRS en la zona, y siempre en coordinación con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (UNHCR).