Publicidad

banner-volvo

JAÉN.- Esteban Perea Oriola, subcampeón de Andalucía de pruebas de montaña da el salto cualitativo y llega a un acuerdo con el fabricante de los CM Silver Car para pilotar esta temporada el F10, una potente evolución del modelo preparado para la competición en montaña. El de Bailén está terminando de cerrar el acuerdo y reunir el presupuesto para estar presente en los certámenes de Andalucía y España para pilotar esta evolución, después de los resultados positivos logrados en la pasada edición donde pilotó un Silver Car del equipo MT Racing, logrando el subcampeonato autonómico y cosechó buenos resultados en el nacional y las pruebas donde estuvo presente. Su nueva montura cuenta con importante mejoras y es la evolución del CM que condujo el año pasado, contando con grandes diferencias respecto al vehículo con el que participó. Los próximos días 11 y 12 de marzo, debutará con el F10 en la «Subida a Estepona», prueba incluida en el nacional  y autonómico de montaña. “Voy a cumplir un sueño de pilotar un CM muy competitivo después de llegar a un acuerdo con el fabricante y subir al F10. Ahora hay mucho trabajo por delante para completar el presupuesto total donde queda el 30% por cubrir y donde las gestiones para la búsqueda de patrocinadores son una de las prioridades más urgentes para poder llevar a cabo este ambicioso proyecto, único y exclusivo que cuenta con el enorme atractivo e interés que suscitan las pruebas de montaña”, señala el piloto jiennense.

La nueva montura cuanta con importantes novedades respeto al Cm del año pasado: pesa 470 kg y rinde 450 caballos de potencia con dos posibilidades de motorización. Una de 1.000 centímetros cúbicos, 16 válvulas con turbo que llega hasta las 13.500 revoluciones, correspondiendo al modelo F10 y que será la que conduzca el piloto de Bailén, y otra evolución de 1.300 cc 16 válvulas turbo que llega a los 550 caballos a 10.500 rpm denominado F13. Ambas van unidas a una trasmisión de seis velocidades, modo secuencial y un sistema integral de nueve relaciones de cambio. Equipa un diferencial autoblocante de discos con tres rampas de bloqueo e inversor y su propulsión será trasera. Su carrocería es de fibra vidrio reforzado y suspensiones independientes con triángulos superpuestos y barras estabilizadoras regulables. Equipa amortiguadores Engimek, en cuatro vías regulabes en extensión y precarga de muelles. Sistema con bieletas, Push Rodad y amortiguación On borrad, entre otros muchos elementos de frenos, llantas, seguridad, electrónica, llantas de 13 pulgadas para ambos ejes y neumáticos, en esta caso y para montaña serán de la marca Avon. Un gran reto para Esteban Pera que ha demostrados su dotes de pilotaje y el valor seguro que es como conductor. La unión entre el Silver Car F10 y Esteban Perea Oriola dará sus frutos y resultados. Ahora solo falta completar el presupuesto y contar con la presencia de este deportista del motor de Bailén en los compromisos de montaña en el andaluz y el nacional de la especialidad.

banner-volvo