Publicidad

JAÉN.- Un turismo ha sido interceptado, esta pasada madrugada,  tras una persecución por las calles de Mancha Real con del consiguiente peligro para el tráfico y peatones aunque los hechos han ocurrido sobre las 3 de la madrugada. Una persecución que se inició tras saltarse el conductor un control de alcoholemia que estaba realizando la Policía Local de Mancha Real. Al conductor se le ha imputado dos delitos contra la Seguridad Vial.y puesto a disposición judicial por presuntos delitos por conducción temeraria y conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas al dar 0,73 mg/l, y duplicar la tasa de alcohol permitida.