Publicidad

JAÉN-. El PSOE advierte de que la deuda a proveedores del Ayuntamiento de Jaén se dispara de nuevo ya que el periodo medio de pago a proveedores alcanzó los 624 días a finales de 2016, lo que significa que durante el pasado año “no se pagó nada a empresas y particulares a los que el PP encargó la prestación de servicios y otros bienes”. El portavoz socialista en el Consistorio, Manolo Fernández, ha señalado que el PP ha retenido durante los cuatro trimestres la información sobre el periodo de tiempo de pago a proveedores en 2016, información que ha hecho pública hoy y donde se indica que mientras que en enero se pagaba a los proveedores con un retraso de 330 días este margen aumentó hasta los 624 en diciembre. “Si se ha pagado algo apenas se alcanza un 8% de toda la deuda acumulada en 2016. El PP sabe que estos datos indican claramente que la situación es muy complicada y que no hay margen de atender ni a los proveedores más pequeños, con lo que hay empresas y particulares que siguen esperando que se les reconozca el abono de sus servicios, algo que como siempre terminarán haciendo en un juzgado. Este es el indicador claro de la situación municipal, que ni siquiera se puede atender el gasto corriente para el funcionamiento de la ciudad y los servicios básicos. Solo los grandes, como FCC y otros, podrán finalmente conseguir del PP vía judicial este pago, mientras que los pequeños empresarios de Jaén seguirán con su deuda indefinidamente”, asevera.

Para Fernández, “el PP oculta este dato porque es preocupante, y de cara a la galería acusa al PSOE de generar alarma por hacerse eco de la complicada situación municipal. Ahora nos los muestran de golpe porque es evidente que prefieren ponerse colorados por su gestión una vez que cuatro, una por cada trimestre del año que debían haber hecho públicas las cifras”. Fernández ha insistido en que esta ha sido la tónica del Gobierno del PP en los últimos seis años de mandato y lo que no gusta al alcalde, Javier Márquez, y a su equipo de Gobierno, es que la ciudadanía conozca de esta situación a través de indicadores como el del pago a proveedores. “

Fernández recuerda que el Consistorio ni siquiera puede hacer frente a la devolución de los 254 millones de euros en préstamos comprometidos a través de los sucesivos planes de pago a proveedores del mandato anterior y ya acumula de los dos últimos años una deuda similar que no se sabe de dónde se va a pagar. “Si el PP quiere que le aplaudamos por esta gestión hecha especialmente en el último año en lugar de pedir medidas de control más allá de aprobar créditos para ir tirando ahí no nos va a encontrar, por coherencia y responsabilidad”. Para Fernández, los datos de tardanza en pagar deuda a proveedores refleja “que se hace más necesaria que nunca la colaboración del Gobierno de España, con una hoja de ruta de control del gasto municipal y apoyo a la reducción de deuda con una quita”. “Que el alcalde saque conclusiones de su gestión antes de llamarnos alarmistas”, asevera.