Publicidad

JAÉN.- Jaén en Común ha sacado adelante la moción que presentaba, esta mañana, en el pleno para pedir el indulto de Andrés Bódalo encarcelado desde hace más de diez meses en la prisión de Jaén. Fue condenado por agredir a un concejal del PSOE, en Jódar, en 2012, durante una manifestación de trabajadores del campo. Junto a ellos,  han votado a favor el PSOE, aunque es el partido del agredido, el teniente de alcalde de Jódar; por su parte se ha abstenido el PP, a pesar de que el anterior alcalde, José Enrique Fernández de Moya era enemigo acérrimo de Bódado;  y dos de los tres concejales no adscritos.  En este caso, Ivan Martínez, uno de los no adscritos han señalado el respeto a las decisiones judiciales como el motivo de su abstención, motivo similar al esgrimido por los populares.

Una situación que ha dejado un ligero sabor agridulce al concejal de Jaén en Común, Manuel Montejo, que espera una aprobación unánime con el apoyo de los 27 concejales de la corporación municipal. Al fin y al cabo el objetivo es  instar al Ministerio de Justicia a que culmine el expediente de indulto para que lo lleve al consejo de ministros y no se cumpla el plazo de un año desde su presentación sin que hubiera contestación. La única de los concejales no adscritos que ha votado a favor ha sido Salud Anguita. El PSOE por su parte alega «razones humanitarias» para votar a favor aunque era un concejal de su partido el agredido.