Publicidad

JAÉN.- La Policía Nacional ha advertido en su cuenta de Twitter de la última práctica de los ladrones de viviendas. Se trata de señalar las casas que consideran objetivos de posibles robos untando las mirillas con vaselina. No es la primera vez que la Policía Nacional advierte de algo así. Es una nuevo método de los cacos que se une al de colocar pequeñas láminas de plástico o trozos de cartón en el margen de la puerta para comprobar días después si el cebo ha caído o sigue en su sitio. Si permanece, los ladrones ya saben que los inquilinos llevan ya días fuera de casa y  proceden a entrar para robar la casa. Con este método, actúan igual. Si nadie se limpia la vaselina, saben que no hay nadie y, ademas, es menos llamativo que poner láminas en las puertas.

«Si detectas estos testigos en tu puerta o vaselina en la mirilla… los cacos andan cerca. Cierra siempre con llave ¡Toma medidas y 091!», es el mensaje de la Policía Nacional en Twitter.