Publicidad

MADRID.- La vida puede haber evolucionado en al menos tres planetas en un sistema solar recientemente descubierto y que se encuentra a tan solo 39 años luz de la Tierra, ha anunciado este miércoles la NASA en una rueda de prensa convocada de manera repentina. En  tres de ellos, se intuye que puede haber grandes cantidades de agua, grandes océanos, en lo que han definido como «la mejor oportunidad de vida extraterrestre» señalaban en rueda de prensa. Estos tres exoplanetas, pertenecen a un conjunto de siete planetas del tamaño de la Tierra (entre un 10 por ciento más grande y un 35 por ciento más pequeño) que orbitan alrededor de la estrella enana fría con el nombre TRAPPIST-1 y que tiene menos intensidad que el Sol que conocemos.  Todos los planetas  han sido etiquetados como TRAPPIST-1b, c, d, e, f, g y h y seguirán estudiándose en los próximos días.

De hecho, dos de los telescopios más potentes ya están analizando los planetas. Aunque este Sol tiene menos intensidad que el nuestro  lo que permite que los planetas que lo orbitan están más cerca de él y están muy juntos unos de los otros.  Seis de los planetas se encuentran en una zona templada donde las temperaturas de la superficie varían de cero a 100 grados Celsius, es decir, factible para la vida. El autor principal Michaël Gillon del Instituto STAR de la Universidad de Lieja en Bélgica está encantado con los hallazgos: «Este es un increíble sistema planetario, no sólo porque hemos encontrado tantos planetas, sino porque todos son sorprendentemente similares en tamaño a la Tierra».