Publicidad

 

JAÉN.- El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Juan Eugenio Ortega, ha participado esta mañana en la liberación de dos nuevos ejemplares de lince ibérico en el área de reintroducción del río Guarrizas en una conocida como Dehesa de las Yeguas en el término municipal de Vilches. En concreto, se trata de la hembra Nambroca y el macho Nácar. “Con la suelta de estos dos ejemplares, continuamos con las liberaciones de lince ibérico previstas para 2017 en el área de reintroducción del río Guarrizas en la provincia de Jaén, en el marco del proyecto LIFE Iberlince, que pretende recuperar la distribución histórica de este felino en la Península Ibérica”, ha destacado el delegado de Medio Ambiente. En este sentido, Juan Eugenio Ortega ha remarcado que esta actuación constituye una muestra más del compromiso de la Junta de Andalucía  por la recuperación de esta especie en peligro y su reintroducción en el medio natural. “Entre los meses de enero y abril, se van a liberar un total de ocho ejemplares, seis hembras y dos machos, en las áreas de reintroducción de Guarrizas de Jaén y Guadalmellato de Córdoba”, ha apuntado.

Asimismo, el delegado ha resaltado que el proyecto LIFE+IBERLINCE está alcanzando muchos avances porque se está consiguiendo la comunicación entre distintas zonas como el sur de Castilla La Mancha con la de Guarrizas, Andújar y Cerdeña, en la provincia de Córdoba, evitando los problemas de consaguinidad que puedan darse entre ejemplares del mismo territorio.   Por otro lado, Ortega ha hecho hincapié en que se trata de “una labor reconocida por la Unión Europea”, además de valorar el hecho de que también la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza reclasificara al lince ibérico de “en peligro crítico” a “en peligro” dentro de la Lista roja que elabora este organismo, ha resaltado.  El delegado ha apuntado asimismo que actualmente la población de lince asciende a los 389 ejemplares dos terceras partes de los cuales habitan en Sierra Morena.

Todo es fruto del trabajo que se viene desarrollando desde el año 2000 dentro de una importante apuesta de la Junta que ha contado con la colaboración de la Unión Europea a través de los proyectos LIFE, en concreto cuatro, por un montante de más de 79 millones de euros. Además, el éxito de este programa en Andalucía, con Jaén como la zona más lincera, está sirviendo como referente para la reintroducción de la especie en Castilla La Mancha, Extremadura o Portugal. “No obstante, todavía siguen cerniéndose amenazas sobre esta especie por lo que tenemos que seguir trabajando de forma coordinada y apelando a la conciencia social para evitar atropellos, envenenamientos y la acción de cazadores furtivos”, ha subrayado Ortega. Nambroca es una hembra de un año que procede del centro de cría en cautividad de Granadilla. Es la más pequeña de una camada de cinco cachorros de la pareja de linces ibéricos Fábula y Juncabalajo. Por otro lado, Nácar, es un macho de un año procedente también del centro de cautividad de Granadilla y es hijo de Farbara y Helio.