Publicidad


JAÉN.-   Agentes de la Policía Nacional han detenido en Jaén a cuatro personas que, presuntamente, se dedicaban al contrabando de tabaco de hoja que provenía desde Chella y Pobla de Valbona (Valencia), Orihuela (Alicante), Griñón (Madrid) y Villanueva de la Serena (Badajoz) hasta tres empresas de transportes, dos de la capital y la tercera en Martos (Jaén). Allí era recogido por los integrantes del grupo para trasladarlo hasta las localidades jienenses de Santiago de Calatrava y Porcuna donde era procesado. En la denominada “Operación Picadura” se han intervenido más de quinientos kilogramos de hoja de tabaco, tres picadoras, dinero en metálico, basculas digitales y diferentes cajas de picadura procesada que era distribuida a toda España. La Policía había detectado un aumento de la venta de tabaco de contrabando en distintos establecimientos de la ciudad, información confirmada por diferentes estanqueros que manifestaban el descenso de sus ventas relativas al tabaco de importación y de liar.  Iniciadas las investigaciones, los agentes recibieron información sobre una empresa de paquetería que había recibido 16 bultos que desprendían un fuerte olor a tabaco. Dichos paquetes se recibieron en dos envíos cuyo peso total era de 173 kilogramos que venían remitidos desde la localidad valenciana de Chella.

Intervenidos los 173 kilogramos de tabaco en hoja, los investigadores procedieron al análisis de la documentación aportada por la empresa de transportes, comprobando que, hasta la fecha, con el mismo remitente y el mismo destinatario, se habían realizado seis entregas; cuatro en Jaén y dos en Andújar, localizando un envío de 320 kilogramos en una empresa de paquetería de Martos (Jaén), comprobándose que los destinatarios utilizaban identidades falsas, abrigados en una empresa fantasma que no se encontraba registrada en el registro mercantil. Sin embargo, los agentes identificaron a los cuatro arrestados, dos mujeres y dos hombres que tenían su centro de operaciones en un domicilio de la localidad de Santiago de Calatrava, donde se intervinieron tres máquinas picadoras de tabaco, una báscula de precisión para su pesaje, dinero, tabaco procesado y gran cantidad de documentación.

Analizada toda la documentación intervenida, se puso de manifiesto que el grupo, presuntamente comenzó su actividad delictiva en el pasado mes de agosto. Adquirían la hoja de tabaco desde Chella y Pobla de Valbona (Valencia), Orihuela (Alicante), Villanueva de la Serena (Badajoz) y Griñón (Madrid). Posteriormente procesaban y picaban el producto con las máquinas intervenidas, para, posteriormente comercializarlo por todo el territorio nacional, utilizando para ello varias empresas de paquetería  de varias localidades de la provincia de Jaén. El estudio de los libros contables y remesas, demostró que se habían distribuido más de dos mil kilogramos de picadura de tabaco cuyo montante económico ascendía a más de 350.000 euros. Continuando con los trabajos investigativos, los agentes localizaron en la localidad de Porcuna una nave que los detenidos estaban preparando y equipando para procesar tabaco ilegal a gran escala. Las investigaciones no están concluidas, siendo llevadas a cabo por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Brigada de Policía Judicial de Jaén.

bannner-completo-ortopedia-lopez3