Publicidad

728x90

 

hora-jaen-javier-lacarra-motor-y-sport

Ruben Gracia, al que acompaña de copiloto Diego Vallejo, ha sido tres veces consecutivas campeón de España de Rally Raid desde 2014, 2015 y 2016 y participante en 2016 en el Dakar, que logró terminar. Javier Lacarra habla con él.

-HoraJaén. Tres veces Campeón de España de Raid. 2014, 15 y 16. Un logro conseguido siendo un equipo modesto que progresa en cada temporada. Hasta llegar a este nivel y resultados, ¿que ha tenido que pasar y cuanto trabajo y sacrificio hay detrás?

-Ruben Gracia. Para llegar a este nivel solo hay un secreto, dedicación. Trabajar 24 horas al día con las ideas muy claras, con planteamientos reales y poniendo toda la carne en el asador para conseguirlos. Para ello, rodearte de un equipo competente y que trabaje en la misma dirección es fundamental.

-HJ.¿De dónde viene la afición al automovilismo, la competición y los Raid?

-R.G. Tenía amistades en el entorno del TT extremo. Aprendí a conducir a bordo de un pequeño Suzuki y mis primeros pinitos los efectué en pruebas de Trial 4×4 con notable éxito. Comienzos estos que a la postre se han revelado como esenciales para mi trayectoria. En el aspecto de la competición en rallyes fui autodidacta, pues nadie de mi familia había tenido contacto previo con este mundillo. Todo era cuestión de experimentar en primera persona para así ir ascendiendo peldaños.

-HJ. Háblanos de la temporada 2016, cuando vuelves a conseguir el Campeonato absoluto de España por tercera vez.

-R.G. Con dos títulos de Campeón de España conseguidos en 2014 y 2015 llegamos a la primera prueba de la temporada 2016 en Lérida. Y allí vimos que el panorama había cambiado notablemente. De repente, nuestro coche, que no era sino una sencilla evolución de un Mitsubishi de serie, efectivo y victorioso en temporadas anteriores, quedaba relegado incluso fuera de los diez vehículos más rápidos del Campeonato. Tirando de oficio y de optimizar nuestros recursos hasta límites insospechados, llegamos a liderar el campeonato tras la tercera cita, venciendo en Jaén y Guadalajara contra pronóstico y llegando al desenlace final con opciones. Finalmente y ya en la última cita en Cuenca conseguimos el Campeonato por apenas un punto, en el contexto de una emocionantísima carrera que nos puso a prueba en situaciones de máxima presión.

-HJ. El 2016 marcas como objetivo el Dakar al que acudes y terminas. ¿Como fue el desarrollo de la idea y como te sentiste al concluir el Rally mas duro del mundo?

-R.G. En realidad la idea del Dakar fluye en 2013 cuando retornamos a los Rallyes Todo Terreno después de una primera exitosa incursión en esta especialidad allá por 2007. Planteamos al menos un par de temporadas dentro del contexto del CERTT para familiarizarnos con la mecánica de la especialidad e ir configurando el equipo. Nuestra buena trayectoria en el CERTT hace que el objetivo de la prueba sudamericana sea la lógica continuidad a los títulos nacionales obtenidos, y así llegamos hasta el Dakar 2016. El Dakar es una cita de tal envergadura y en todos los sentidos que deja pequeño todo lo que hayas realizado anteriormente. Acudimos a ella con el objetivo de alcanzar la meta pero poco a poco nos vamos sintiendo más y más cómodos allí, tomando incluso el liderato de nuestra categoría mediada la prueba. Finalmente obtuvimos en meta la segunda plaza de T3 después de que una inoportuna avería nos apartara de esa victoria. No obstante subir al pódium final fue merecido y justo premio a tan gigantesco esfuerzo por parte del equipo.

-HJ. Háblanos del equipo y de las novedades de este en 2017.

-R.G. La única variación en cuanto a nuestra estructura es la centralización del equipo en un lugar exclusivamente, con la consiguiente optimización de recursos que ello representa. La composición de la columna vertebral del equipo se mantiene tal y como lo ha venido siento en las últimas temporadas. GPR Sport es un equipo de contrastado prestigio y probada efectividad y será el soporte técnico, logístico y humano de nuestros objetivos futuros.

-HJ. Háblanos del copiloto que te ha acompañado en las últimas temporadas y el Dakar.

-R.G. Diego Vallejo es un reputadísimo copiloto, sin lugar a dudas de lo mejor en nuestro país. Sus más de 350 pruebas disputadas y su experiencia internacional así le avalan. Su profesionalidad aporta a bordo un plus de tranquilidad necesario en una disciplina como esta. Paralelamente se trata de un deportista carismático que goza de gran prestigio entre los medios y la afición, colaborando sobremanera en la difusión de nuestra actividad. En resumen, un compañero ideal.

-HJ. Esta temporada participas en el nacional de raid de nuevo. ¿Cómo lo afrontas y qué objetivos te marcas?

-R.G. Conseguir nuestro cuarto título consecutivo marcaría un hito, pues nadie lo ha conseguido de esta manera. Pero en realidad nuestro objetivo es utilizar la temporada 2017 para desarrollar y fiabilizar al máximo el nuevo Mitsubishi L200 GPR17 que ya pusimos en escena en la última cita de 2016 en Cuenca. Y este salto de calidad con las miras puestas en participar en el Rally Dakar 2018, tratando de obtener una plaza dentro de los 20 primeros clasificados.

-HJ. Háblanos de tu nuevo vehículo con el que lograste un sorprendente resultado en el Rallye TT de Cuenca

-R.G. La situación del campeonato tras la disputa de la penúltima cita en Serón nos puso en la disyuntiva de tratar de acelerar el debut de nuestro prototipo GPR17, el Mitsubishi L200 T1 cuyo plan era el de hacerle debutar ya en 2017. Todo ello si lo que queríamos era luchar por el título de 2016 en igualdad de condiciones. Y a ello nos dedicamos durante todo el mes de octubre pasado, empleando entre 18 a 20 horas diarias para tener lista y con opciones nuestra montura. Este Mitsubishi L200 está estructurado a partir de un chasis tubular que no es sino una evolución del de aquellos plurivictoriosos MPR13 de la marca de los tres diamantes. Con una mecánica turbodisel, cambio secuencial y configuración de tracción 4×4, su secreto radica en la ligereza del conjunto y en el excelente trabajo de suspensiones enfocado siempre a obtener la máxima capacidad de tracción. Una montura que como se demostró en Cuenca nació ya plenamente competitiva, y lo que es mejor, con una capacidad de evolución aun considerable.

-HJ. Nos gustaría descubrir un poco del Rubén Gracia persona, familiar y amigo.

-R.G. Combino profesión con mi actividad en las pruebas automovilísticas ejerciendo como director en una residencia geriátrica. Poco tiempo me resta entre ambas cosas. El suficiente para compartirlo con familia y amigos. El automóvil y el aire libre son los escenarios entorno a los que giran mis aficiones, y a ellos me dedico en pleno.

-HJ. ¿Qué le pides a esta nueva temporada que comienza en breve y qué objetivos te has marcado, junto con las novedades que habrá en el equipo?

-R.G. Siempre planteamos nuestros objetivos es en función de la verdadera medida de nuestras posibilidades, tanto deportivas como técnicas y económicas. Planteamos el reto de conseguir nuestro cuarto título consecutivo de Campeón de España, mientras ensayamos y mejoramos nuestra montura de cara a tratar de obtener en el Dakar un puesto entre los 20 primeros. Creo que son objetivos reales y creíbles y desde ya trabajamos a fondo por conseguirlos.

728x90