Publicidad

Jaén Paraíso Interior FS: Dani Cabezón, Javi Alonso, Boyis, Chino y Mauricinho; Fabián, Campoy, Montes, Solano, Dani Martín, José López y Dídac.
Plásticos Romero Cartagena: Alberto, Enrique, Josema, Juanpi y Asensio; Saura, Adeirton, Jesús, Rahali, Rodrigo y Elián.
GOLES: Asensio 1’ (0-1); Chino 2’ (1-1); Dani Martín 13’ (2-1); Juanpi 29’ (2-2); Solano 35’ (3-2); Enrique p.p. 38’ (4-2); Chino 39’ (5-2).
AMONESTACIONES: Los colegiados amonestaron a Mauricinho (9’), José López (20’), Boyis (31’), Dani Martín (32’), de Jaén Paraíso Interior FS y a Juanpi (15′) de Plásticos Romero Cartagena.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la decimoctava jornada de la Liga Nacional de Fútbol Sala que enfrentó a Jaén Paraíso Interior FS y Plásticos Romero Cartagena con el resultado de cinco a dos. El encuentro se disputó en el pabellón de La Salobreja, que presentó un lleno.

JAÉN.- El Jaén Paraíso Interior FS logró su octava victoria en casa ante un Cartagena que no puso las cosas nada fáciles a los hombres de Dani Rodríguez. La efectividad de los jiennenses acabó siendo decisiva en un encuentro en el que los amarillos llevaron la batuta la mayor parte del tiempo. Hubo sobresalto inicial porque en la primera jugada que tuvieron los cartagenenses una falta de entendimiento entre Boyis y Dani Cabezón permitió que Asensio hiciese el primero del encuentro. No duró mucho la alegría entre el medio centenar de aficionados que se desplazaron desde tierras murcianas ya que, apenas un minuto después, Boyis recuperó arriba, escorado a la derecha y balón llegó a Chino que lo ajustó abajo a su diestra para volver a poner el empate en el luminoso.

Tras un comienzo tan vertiginoso, ambos equipos siguieron buscando la portería contraria con ahínco. Paco tuvo que intervenir para despejar un nuevo envío de Boyis y Dani Cabezón también detuvo un intento visitante desde la izquierda. Se calmaron algo más los ánimos pero solo lo que permite un encuentro marcado por la intensidad de dos equipos que buscan la victoria en todo momento. Jaén empezó a hacerse claramente con el control del encuentro conforme se acercaba el ecuador de la primera parte. Poco a poco la responsabilidad de creación fue meramente jienenses mientras que el Cartagena optó por buscar sus ocasiones al contragolpe y en jugadas de estrategia. Pagó caro el paso que dio atrás el conjunto cartagenero ya que, antes de que se llegase al minuto diez de juego, ya había entrado en bonus.
Con el ritmo que impuso Jaén se veía venir que era únicamente cuestión de tiempo que llegase el segundo tanto. Concretamente 30 segundos tardó Dani Martín en marcar desde que pisó la pista. Lo hizo en el 13 de juego y después de marcharse de dos futbolistas, escorarse a la izquierda y reventarla arriba. Podría haberse aumentado a continuación, pero Alberto se hizo grande en el doble penalti del que dispuso Mauricinho. También tuvo Solano la suya en una disparo desde la frontal que no entró por poco y Dani Martín, que se mostró especialmente acertado, tuvo otra en una barullo en el área del que por poco no sacó provecho. No se volvió a mover el marcador antes del descanso y las sensaciones invitaban al optimismo entre la parroquia de La Salobreja.
Dani Martín no se dejó el tarro de las esencias en el vestuario y suya fue la primera ocasión de la segunda mitad. Fue buena la salida de presión de los amarillos y también bueno el recorte del salmantino para plantarse solo ante Alberto. por centímetros no entró su disparo. Instantes después tuvo que aparecer Dani Cabezón para sacar una mano inverosímil e impedir el gol de Saura. Rahali la volvió a tener con un magnífico envío que se estrelló en la madera.  Estaba teniendo sus mejores minutos Cartagena y en esas se saco un tiro de la nada Juanpi para igualar el choque a falta de once minutos para el término del mismo. Campoy estuvo a punto de romper la igualdad en un contragolpe en el que se marchó de todos para acabar definiendo con sutileza. Una briza de aire a su favor habría empujado el balón a la portería, pero este se marchó por muy poco.
Salió Dídac para poner en práctica el portero-jugador (y nunca mejor dicho) y en la primera jugada tuvo un Javi Alonso en la que no llegó a empujar bien el balón. No hizo falta jugar de cinco para volver a ponerse por delante. Solano la pisó escorado a la derecha, se la orientó a su zurda y con ella la reventó a la escuadra. ¡Qué preciosidad de gol!
Cuatro minutos le restaron al Cartagena que puso en Jesús la responsabilidad de ser portero y a la vez jugador de campo. Lo intentó con todo el equipo murciano pero a dos para el final llego una puntilla más que dolorosa. Sacó rápido Dídac para Campoy mientras hacían el cambio el cartagenero y cuando el catalán saltó para peinarla a portería vacía lo acabó haciendo sin querer Enrique en propia puerta.  Por si cabía alguna duda de dónde dormirían los tres puntos. Campoy recuperó un balón y se lo cedió a Chino que solo tuvo que acompañarlo, dándole un empujoncito final, para hacer el quinto tanto local.
bannner-completo-ortopedia-lopez3