Publicidad


JAÉN.- Fueron insultos y muy graves los que se pudieron escuchar el pasado 22 de enero en el campo del Club Deportivo Torredelcampo. Enfrentaban a este conjunto con el CD Vilches. Una situación que ha denunciado el Sindicato de Árbitros  por considerar estos insultos machistas inaceptables hacia esta asistente. El encuentro correspondía al partido de fútbol de Primera Andaluza Senior en que además de estos insultos le dijeron que las mujeres no sirven para nada y la instaron a irse a casa y no estar rodeada de tíos. El encuentro acabó con empate a uno en el marcador. La colegiada tuvo que soportar como le insultaban por el simple hecho de ser mujer, ante la pasividad del público y resto de agentes del partido,  expone el colectivo en un comunicado en su web. El acta al que ha tenido acceso HoraJaén es clara al señalar que «durante el transcurso del encuentro, una parte de los aficionados que se encontraban detrás de mi asistente número 2 se dedicaron a proferir insultos de todo tipo contra su persona. Cito algunos de estos insultos intolerables: Zorra, vete a tu casa que es lo que tienes que hacer y no estar aquí rodeada de tíos, que es lo único que te gusta, zorra. ¿Por qué venís tantas mujeres a arbitrar, sino servís para nada?», señala el acta. El árbitro del choque, Antonio Hernández Jiménez, recogió las duras palabras que Soraya Leiva recibió desde la grada durante todo el partido.  Pero los insultos a la joven asistente de Úbeda llegaron más lejos cuando, según señala Antonio Hernández, alguien se dirigió a ella en el descanso en los siguientes términos: «Te vamos a meter la polla en la boca para que no llames más al árbitro», asegura.

bannner-completo-ortopedia-lopez3