Publicidad

JAÉN.- Es un nuevo caso de horror contra los animales. De la bajeza humana que se impone día a día. De un sin sentido contra los animales que no pueden defenderse. A medio día, una Clínica Veterinaria Sevilla de Torreperogil publicaba en sus redes sociales la sinrazón del maltrato animal. El mensaje era escueto pero demoledor: «Podenco con la cuerda de haber sido ahorcado y arrojado en en las barbacoas de El Paso entre Úbeda y Torreperogil. El bárbaro o los bárbaros no pueden irse de rositas. Nos tendréis enfrente que lo sepáis». Un perro que, además, no contaba con chip por lo que descubrir quién era su dueño será una tarea compleja. Ha sido un vecino quien ha visto los restos del animal y se lo ha comunidad a esta clínica veterinaria quienes han estado inspeccionado el lugar y comprobado, si estaba dado de alta, en el censo de animales, algo que ha sido infructuoso al no tener el citado chip. Calculan que puede llevar una semana fallecido y que previamente a quemarlo había sido ahorcado pues tenía una cuerda alrededor del cuello.  «Se acaba la época de caza y esto es lo que hay. Abandonos a miles, perros plomeados, ahorcados y destripados en las carreteras. Y nadie hace nada», señala a HoraJaén, David Lorente, adiestrador y educador canino en Torreperogil y community manager de esta Clínica Veterinaria Sevilla. Ahora será la Guardia Civil quien se debería hacer cargo, como ha ocurrido en casos similares para averiguar quienes son los causantes de esta barbarie porque, además, desde la clínica se han puesto en contacto con el Seprona de Cazorla para denunciar esta situación.

bannner-completo-ortopedia-lopez3