Publicidad

JAÉN.- La Denominación de Origen Sierra de Segura estima que alcanzará una producción cercana a los 30 millones de kilos de aceite de oliva virgen en la campaña 2016/2017, según el aforo realizado por este organismo. En total, las almazaras inscritas en el Consejo Regulador de la DO “Sierra de Segura” recogerán 141 millones de kilos de aceituna hasta el fin de la campaña. El secretario de la Denominación de Origen “Sierra de Segura”, Francisco Moreno, explica que estas cifras hablan de una producción media de aceite de oliva con una ligera tendencia al alza en la campaña que se va a iniciar en unas semanas. Sin embargo, el resultado final dependerá de las condiciones climatológicas y de la caída de lluvia en las próximas semanas. “Hay que ser prudentes al ofrecer los datos, ya que si continúa la tendencia de este mes de septiembre, que está siendo especialmente seco y caluroso, podría producirse una reducción significativa de cosecha en la comarca”, señala Moreno.

Por otro lado, el secretario de la DO “Sierra de Segura” anima a los agricultores a afrontar la campaña con el objetivo de obtener la mayor cantidad posible de aceite de oliva virgen extra de calidad, para lo que es fundamental comenzar pronto la recolección. “Hay que recoger en octubre y noviembre para poder aspirar a lograr vírgenes extra de calidad, ya que hay que asegurarse que tenga unos frutados mínimos que garantice aceite envasable con este marchamo de calidad para toda la campaña y no solo para los primeros meses de la misma”, indica. En este sentido, recuerda que la Denominación de Origen ha hecho una fuerte apuesta por la recolección temprana de la aceituna mediante la creación de la certificación de recolección temprana, un marchamo de calidad pionero en España.

La Denominación de Origen “Sierra de Segura” desarrollará una intensa actividad a lo largo de la campaña para certificar la calidad de los aceites que finalmente llevarán la contraetiqueta de la ardilla que distingue a la DO. De esta forma, los técnicos llevarán a cabo controles en las bodegas de las almazaras inscritas en el Consejo Regulador, controlarán la aceituna a pie de peso, realizarán auditorías de trazabilidad de la aceituna y del aceite, y tomarán muestras del producto final. Además, los aceites de oliva obtenidos serán analizados periódicamente en el panel de cata de la DO, certificado por la ENAC, para determinar su calidad. En este sentido, se recuerda que las exigencias mínimas de frutado y  parámetros físico-químicos exigidos para envasado con DO Sierra de Segura supera a las establecidas por la administración para los aceites de oliva virgen extra. Todo esto se hace con vista a la máxima satisfacción del consumidor para garantizarle durante toda la vida comercial del aceite que su calidad es la que indica su etiquetado.

banner-ortopedia-nuevo