Publicidad

POR SERGIO MARTÍNEZ HORNOS, Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y CEO & CO-FOUNDER en S.MART ING Servicios Totales en Ingeniería y Derecho Administrativo

En estos días de verano se hace necesaria una reflexión común en la provincia de Jaén, cuando un leve pesimismo invade algunas de nuestras localidades, tras uno de los eventos más extremos de lluvia registrados en la provincia en las últimas décadas, con el resultado de cuantiosas pérdidas en el olivar y en los ámbitos urbanos.

Conocidos y evaluados los daños producidos por las lluvias torrenciales de hace diez días donde se registraron en distintos puntos de la provincia precipitaciones con intensidades más de 60 litros por metro cuadrado en dos horas, mucha agua en poco tiempo. Las consecuencias y daños materiales que se han producido en los ámbitos viarios urbano, viviendas y cultivos han sido cuantiosos, y es que hoy en los días del BIG DATA, nos sorprendemos de que la naturaleza nos vuelva a demostrar que por más que creamos que aunque la realidad aumentada y lo digital vienen a mejorar nuestra calidad de vida, hay que continuar modelando y conservando los soportes físicos infraestructurales, las Obras Públicas, que han hecho de nuestro presente una realidad con buenos ratios de bienestar.

Episodios como los ocurridos el miércoles son una comprobación del diseño y el comportamiento de nuestras infraestructuras y servicios, dentro de su función deben garantizar la seguridad de la ciudadanía y el patrimonio colectivo como objetivo fundamental, y además dotar de oportunidades para el desarrollo y la vertebración del territorio, pedimos mucho pero casi siempre cumplen.

Hoy, estamos en tiempos de inteligencia colectiva y conectada a nivel global, y dentro de los nuevos enfoques de demanda como en otros puntos de planeta, la sociedad civil de la Sierra de Segura ya no entiende vivir con déficits en infraestructuras, y sin tener servicios básicos de primer nivel en el mundo rural.

En días como estos es cuando: “entendemos que nuestro territorio tiene que aprender a reclamar más inversiones y mejores actuaciones. Somos una comarca que aspira a ser de primera y para competir en igualdad de condiciones en el territorio nacional necesitamos que se aumenten cuanto antes los ratios de inversión pública y privada por habitante y superficie, salir del vagón de cola. Venimos mejorando poco a poco, pero aun necesitamos mayor inversión para infraestructuras y servicios para acometer una profunda modernización en la Sierra de Segura.”

En este proceso se hace obligatorio aprender a pedir los recursos que se necesitan para el progreso de la Sierra de Segura, y de la misma forma mejorar en nuestra manera de vender todo lo bueno que tenemos, se trata de actuar de forma más intensa y global.

La realidad ya dura casi una década: “La provincia de Jaén ha sido la última provincia andaluza en inversión pública en el último año 2015, la última en adjudicación de infraestructuras, con 66,3 millones de euros, lo que define e marca directamente el carácter de su economía, con tan escaso volumen de inversión se sigue desacelerando el desarrollo y la vertebración de nuestro territorio, y de la misma forma seguimos siendo menos competitivos con nuestro entorno regional y nacional. Tememos que continúe la parálisis en materia de inversión en infraestructuras en Jaén, tendencia consolidada, desde 2008 la inversión en Jaén ha caído un 90%». FOTO OPINION 3En los últimos años las administraciones locales y la diputación de Jaén están haciendo todo lo que pueden, y a veces más, incluso en tramos y segmentos han superado a la Junta y al Gobierno de España en inversión por habitante en la Sierra de Segura, pero son esfuerzos que por ahora se reconocen insuficientes. En la actualidad cualquier visitante puede diagnosticar claramente que necesitamos un mayor impulso y desarrollo de nuestro territorio.

Y es que aunque siempre se ha pensado que en el mundo rural se reciben menos las fluctuaciones de la economía global, lo cierto es que las familias lo están notando. En la coyuntura económica que venimos atravesando desde el inicio de la crisis se demuestra que no hay un riesgo mayor al pretender aumentar el volumen de inversión y asumir políticas públicas que fomenten directamente el desarrollo sostenible con aumento de las inversiones públicas en materia de infraestructuras funcionales y rentables socialmente, como principios de estrategia en la dinamización del territorio.

La inversión en obra pública tiene que tener una función, servir para algo, bien enfocadas tiene un gran retorno económico y social: “En los municipios pequeños de la Sierra de Segura tenemos margen para mejorar e implementar políticas rentables socialmente, necesitamos más y mejores servicios e infraestructuras.”

En este momento, la sociedad civil reclama el accionamiento de las herramientas para diseño de las estrategias de desarrollo local urbano sostenible integrado (EDUSI) que exige la UE para la activación de los Fondos Europeos de desarrollo regional (FEDER), y necesita que se busquen cuáles son las actuaciones que son realmente necesarias y se activen los recursos e inversión pública para materializarlas en el menor plazo de tiempo.

Uno de los municipios más afectados por las lluvias torrenciales de la semana pasada Arroyo del Ojanco tiene al menos un 75% de la red de saneamiento presentó capacidad insuficiente para evacuar las aguas pluviales durante las lluvias del miércoles, esto se traduce un aumento de los daños y los riesgos para la población. En los puntos más críticos de la red de saneamiento de Arroyo del Ojanco podrían solucionarse los problemas con actuaciones e inversiones del orden de 250.000 euros.

Por las consecuencias se puede entender que si hoy, existe una actuación necesaria en la Sierra de Segura, y en particular en Arroyo del Ojanco, es la justificada necesidad de acometer y completar las obras con todas las fases del encauzamiento: “ ¿Es urgente?. Sí, es muy necesario terminar las obras completas para el encauzamiento cuanto antes en todas sus fases, tanto con su tratamiento en suelo urbano como aguas arriba. También se debe completar el proyecto de actuación con la creación aguas arriba de la entrada a suelo urbano de obras hidráulicas complementarias puedan laminar las aguas y conteniendo parte de las recurrentes crecidas que sufre el arroyo. Un Ejemplo de buena intervención lo tenemos muy cerca en Puente de Génave, con las intervenciones y el tratamiento del Río Guadalimar y el Arroyo Peñolite“.

FOTO OPINION 1

La ciudadanía de Arroyo del Ojanco, siempre ha tenido presente la reflexión común de que se puede hacer más amortiguar estos fenómenos y efectos que sufre tras eventos de lluvias torrenciales, y es que entiende que con la suficiente planificación, la ejecución de las obras necesarias, la aplicación de medidas correctoras sobre los cauces y las redes de saneamiento urbano. Es una realidad que de la misma manera que en el presente, y en el pasado, el futuro del Municipio de Arroyo pasa por restituir su relación integral con el Cauce, una relación que se base en seguridad y confort, que pueda generar una completa integración urbana con su fisiografía y conectar la malla urbana, crear un verdadero pulmón verde de carácter estancial y que comunique y permeabilice con sendas peatonales toda la trama viaria del Municipio. La regeneración de este espacio urbano degradado posibilitará nuevos itinerarios y una nueva forma de entender y conectar los barrios para la vida cotidiana en el municipio de Arroyo del Ojanco.

Mirando hacia el Fututo, a medio plazo en el horizonte próximo 2025-2030, estamos ante la llegada de la Autovía A-32 a las puertas de la comarca, vamos a pasar a convertirnos un eje potencialmente estratégico.

En este escenario las oportunidades para el desarrollo que se abren principalmente para los valores de fomento de actividades de Logística y en el aumento del Turismo, también en la consolidación del fenómeno residencial de segunda vivienda. Todo se posibilitará con la ganancia de tiempo con la que esta infraestructura dotará de accesibilidad externa al Parque Natural y a todos sus municipios. Son inmensas las posibilidades de apertura de la comarca, y es tiempo de empezar a planificar las escalas de nuestro territorio.

Un modelo de desarrollo basado en las numerosas y nuevas oportunidades para la economía local de todos los municipios, y para la completa acogida de los efectos positivos de la llegada de la A-32, se necesitarán actuaciones que ya deben empezar a programarse y ejecutarse, algunas son: la creación de plataformas de logísticas y de distribución de mercancías; La adecuación de algunos ejes viarios, principalmente que discurre en la Travesía de la Puerta de Segura la vía de acceso al Parque Natural, se trata de un eje muy degradado ambientalmente y con necesidades importantes en la gestión y ordenación en las horas punta de tráfico; La jerarquización del espacio viario en los municipios con redes para movilidad urbana sostenible y espacios públicos accesibles universalmente; La creación de puentes y pasarelas peatonales para resolver la conectividad en los municipios; La optimización de las redes de servicios municipales, y otras más …

Está claro que el Modelo Futuro de la Sierra de Segura se va a jugar en sus municipios, si se desea ser referente turístico, patrimonial y cultural, hay que resolver cuanto antes los déficits infraestructurales y mejorar los ratios de inversión por habitante y superficie.

Con más y mejores inversiones en la Sierra de Segura, estaremos preparados los retos que en las próximas décadas llegarán, oportunidades que van a llegar de la mano de nuestra geolocalización estratégica, estamos en un punto de equilibrio distal con varios nodos logísticos importantes del mediterráneo, el centro de la península y la Bahía de Cádiz.  Vamos a pasar insertarnos en uno de los ejes principal de conexión con Levante, que en un futuro se dará un salto de capacidad con la ejecución de la A-32 Linares – Albacete.

Debemos aunar esfuerzos para que en esta ocasión sí podamos subir de velocidad, no nos puede pasar lo mismo que con el desmantelamiento de la antigua Linea Baeza – Utiel. Entre todos nos encaminamos hacia la inserción en un eje de alta potencialidad territorial, estratégica y logística, un salto en la ganancia en tiempos de viaje que dotará nuevas escalas y dimensiones la accesibilidad exterior e interior al territorio, que ha de ser el motor para el desarrollo y la transformación de la Sierra de Segura.

 

FOTO OPINION ENCABEZADOSERGIO MARTÍNEZ HORNOS es Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. Nacido en Puente de Génave, 3 de Junio 1982, criado en Arroyo del Ojanco. Doctorando en Transporte, Medio Ambiente y Energía y miembro del Departamento de Planificación Urbanística y Ordenación del Territorio de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad de Granada. Realizando el Máster de Internacional de Empresa y Políticas Públicas [MIEPP] de la Fundación Caminos del Colegio CICCP. Especialista en planificación, control y gestión de desarrollo urbano y territorial Sostenible. CEO & CO-FOUNDER en S.MART ING Servicios Totales en Ingeniería y Derecho Administrativo.

 

Lider Bionica 750x180px