Publicidad

JAÉN.- El PSOE revela que la liquidación del presupuesto de 2015 del Ayuntamiento de Jaén refleja que la deuda con proveedores del Consistorio se ha elevado a 150 millones de euros en los dos últimos años. El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Jaén, Manolo Fernández, ha desgajado en rueda de prensa algunos de los datos más importantes de este documento que subraya la grave situación municipal. Fernández indica que a la deuda viva o deuda financiera de 403 millones de euros se suman los 150 millones en facturas pendientes con proveedores, de los cuales más de 80 se acumulan del año 2014 y a ellas se unen 68 millones de 2015. En este tiempo solo se han pagado 16 millones por este concepto. El portavoz ha destacado que el PP solo ha reunido dinero básicamente para pagar la nómina de los trabajadores municipales, que se lleva 56 millones de euros, y una mínima parte de la subvención a Aqualia o para la recogida de basura y el transporte. “El agujero entre lo que se gasta y lo que se termina pagando es de 43,3 millones de euros”, dice el concejal del PSOE.

Así, ha detallado algunos de los gastos pendientes aún de pago y cómo las partidas previstas inicialmente en el presupuesto no se acercan ni por asomo a lo que finalmente se ha empleado: se han destinado cero euros en conservación de fuentes, 9.000 destinados a reparación de colegios de una partida de 550.000, cero euros pagados de los 156.000 previstos en arreglo de cementerios, 18.000 de consumo eléctrico en edificios abonado para una deuda de 700.000, 200.000 euros de coste de servicios telefónicos pendientes y 12.800 euros consumidos de una partida de 35.000 para desratización. “Los pagos a concesionarias son un desmadre, con mucha deuda reconocida y poca pagada”, dice al referirse a los más de 20 millones de recogida de basura y limpieza o que no se haya pagado nada de los casi 4 millones del mantenimiento de alumbrado y semáforos. “Solo se ha pagado íntegramente el coste de Onda Jaén”, sostiene el portavoz, un servicio impropio del Ayuntamiento. Tampoco se han llegado a crear obligaciones de pago a pesar de existir compromisos con colectivos en materia de subvenciones como la Agrupación de Cofradías y las federaciones vecinales, que esperaban recibir 180.000 euros.

Destacan especialmente las partidas de obras para el arreglo y conservación de calles: Se han pagado apenas 8.000 euros de los 7,1 millones reconocidos. “Nada sabemos de estas facturas y de a dónde se ha destinado el dinero a la vista de cómo está la ciudad, ni tampoco cómo ha sido el procedimiento de contratación”. Por el contrario, en el capítulo de intereses y amortizaciones, de los 2 millones de euros estimados para el pago de intereses de demora se han reconocido obligaciones de pago por 5,5 millones, además de lo que ya asume el Ayuntamiento de intereses y amortizaciones por otros préstamos. De ellos, solo se ha pagado un millón.

Por otro lado, el portavoz ha lamentado el exiguo cumplimiento con el capítulo de inversiones, “el verdadero indicador de lo que un Ayuntamiento destina a transformar la ciudad”. De un presupuesto definitivo de 75,1 millones solo se ha aprobado una inversión de 12,5 millones de los que se han pagado apenas 1,9, dinero que procede de otras administraciones para inversiones no propias (Diputación y sus planes Provinciales, PER del estado y Plan Urban), un 2,4% de lo que se fijaba en el presupuesto.

En el capítulo de ingresos, la viceportavoz socialista en el Consistorio, Mercedes Gámez, ha señalado que solo se han ingresado por recaudación de impuestos y tributos 41 de los 90 millones previstos por el Ayuntamiento, y porque en ellos se incluyen como ingreso “para inflar las cuentas” el dinero destinado al pago de sentencias concedido por el PP en el Gobierno central. El resto, son las migajas de una recaudación en niveles mínimos. Gámez explica que de los 6,6 millones previstos de las sociedades públicas (Epassa, Onda Jaén y Sociedad de la Vivienda) se han ingresado cero euros. Tampoco ha entrado un céntimo por los derechos de superficie de los 12,1 millones estimados y apenas 33.000 de los 14,1 de la enajenación de terrenos. Olvidados quedan ya los ingresos millonarios por la construcción de aparcamientos o la nefasta tasa de recaudación de tributos e impuestos (tres de cada diez euros no se recaudan) de un PP en el Gobierno que, como Gámez ha recalcado “ha preferido presionar a la ciudadanía con un aumento de la fiscalidad”.

“Creo que la situación bien justifica que el alcalde, Javier Márquez, adapte su agenda a este panorama”, ha explicado Manolo Fernández. El portavoz ha recordado el ofrecimiento del PSOE al PP para colaborar en la mejora del saneamiento municipal. “No entendemos cómo no ofrece nada y desprecia nuestra ayuda. Estamos en una situación en la que Javier Márquez solo ofrece placebos a una situación de desahucio municipal en la que habría que administrar todos los tratamientos posibles”, sostiene.

banner-ortopedia-lopez-nuevo