Publicidad

JAÉN.- La sorpresa ha sido mayúscula cuando los profesores y el personal del Colegio de Educación Infantil y Primaria Pedro Poveda de Linares han llegado, esta mañana, al centro escolar. Molestos visitantes. En concreto, cientos de abejas que se encontraban en pleno patio. Ante esta situación, se ha tomado la decisión de llamar a la Policía Local del municipio para adoptar medidas ante un peligro evidente, como son las picaduras de estos animales. De hecho, desde primera hora de la mañana, se ha prohibido la entrada de los alumnos al colegio por lo que las clases han quedado suspendidas. Gran parte de los profesores se han quedado en el interior de las instalaciones. Alguno de ellos, además de sorprendido se mostraba asustado. «Tengo alergia a las picaduras de abeja de grado tres así que imagina cómo estoy», señalaba a HoraJaén, uno de los educadores del centro.

Y todo de la noche a la mañana. Un apicultor se afanaba  con un panal en introducir todas las abejas en su interior. Uno de sus primeros objetivos ha sido la reina para facilitar que el resto de los insectos siguiera su camino. Como se puede apreciar en la fotografía, en apenas unas horas, los insectos han ido «acampando» entre los hierros que delimitan el patio de infantil con el de primaria. A lo largo del día se espera que puedan desaparecer todas estas abejas para retomar, mañana, con normalidad las clases.

banner-ortopedia-lopez-nuevo