Publicidad

JAÉN.- La «racanería» de la Guardia Civil «sigue cebándose con la parte más frágil de la cadena». En esta ocasión, a la falta de chalecos antibalas individuales, los coches con más de 400.000 kilómetros o instalaciones que se caen, literalmente, a pedazos, hay que sumar el frío que sufren los alumnos de la Academia de Baeza, donde, a pesar de las bajas temperaturas que siguen registrándose en este mes de mayo, «se ha procedido al apagado del sistema de calefacción». Así lo denuncia la Asociación Unificada de Guardias Civiles en un comunicado.

Ante esta situación han sido varias las quejas recibidas en AUGC por parte del alumnado que actualmente se encuentra en el periodo de formación para el empleo de Cabo, denunciando el frío que están pasando desde hace varias semanas.  «Todos los que hemos estado en Baeza conocemos bien los rigores de la temperatura en esa zona, pese a que esté ya bien entrado el mes de mayo», señala en el comunicado.  Ante esta situación, AUGC ha remitido un escrito al Coronel Director de la Academia de Úbeda-Baeza en el que le solicitan el encendido de la calefacción de las instalaciones. En dicho escrito, AUGC destaca la imprudencia de la medida adoptada cuando son los propios alumnos los que se quejan por el frío en las instalaciones, sobre todo si se considera que una situación así puede ser el desencadenante de posibles bajas por cuadros de resfriados, dolores musculares, etcétera.

banner-ortopedia-lopez-nuevo