Publicidad

JAÉN.-  Hace más de tres décadas que los agentes de la Policía Nacional comenzaron a contratar seguros de vida. Todo comenzó en la época más dura del terrorismo para no dejar, en caso de fallecimiento, familias desamparadas. Esta idea caló tanto entre los agentes que esta póliza de los seguros de fallecimiento y accidente fue contratada por la propia Dirección General de la Policía (DGP) a mediados de los años noventa con la correduría S.P.E. Brokers (antes tuvo varios nombres más), que gestionó la misma con distintas compañías de seguros, la última de ellos Allianz. Pero esta correduría de seguros dirigida por Luis Javier (ahora en prisión) y su mujer María dejó de pagar hace unos años. De ahí que muchos agentes hayan estado pagando por un seguro que no van a cobrar nunca. Los más veteranos a punto de la jubilación señalan que les han estafado casi 27.000 euros. Igual para las familias. Daba igual el motivo del fallecimiento.

Así lo que comenzó como una pequeña compañía de seguros Soria & Balanzat se ha convertido en una gran estafa donde hasta dos mil agentes de todo el país pueden haber sido estafados. Todo destapado cuando familiares han ido a reclamar este dinero por el fallecimiento de un agente. Lo único que encontraban eran trabas donde pedían papeles y más papeles demorando la situación hasta que algunos, hartos ya, desistían de cobrar el dinero. Cuando la cosa se ponía tensa, según agentes de la Brigada de Policía que detuvo a Luis Javier, lo pagaba con el dinero de otra empresa, para seguir manteniendo el engaño. Se desconoce el dinero defraudado, pero ascendería al millón de euros.  Las diligencias previas iniciadas por el juzgado de Instrucción nº50 de Madrid acordaron el 19 de febrero bloquear las cuentas bancarias, depósitos, títulos y valores del dueño de la empresa, que ingresó en prisión provisional y al que se le impuso una fianza de 500.000 euros, rebajada luego hasta los 250.000 euros por la Audiencia Provincial. La póliza descontaba, directamente, de la nómina a los agentes cantidades de entre 40 y 60 euros que, ahora, pueden perder. Algunos llevan abonándolas desde hace más de veinte años.

 

banner-ortopedia-lopez-nuevo