Publicidad

JAÉN.- La unión que firmaron, ayer, en Madrid, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el coordinador de Izquierda Unida, Alberto Garzón, para las próximas elecciones generales del 26 de junio, puede sacudir el árbol de los diputados. En las pasadas elecciones generales del 20D, se repartían en la provincia, cinco concejales. Tres fueron para el PSOE y dos de ellos, para el PP.  148.397, un 38,36% por ciento de los jiennenses apostaron por el partido socialista y Micaela Navarro, que encabezaba la lista. Junto a ella, salieron elegidos, Felipe Sicilia, y Mari Paz del Moral. Para esta última, no todo está tan claro en el mes de junio ya que, además, se presenta la misma lista electoral que el año pasado. La noche del 20 de diciembre consiguieron este tercer diputado, frente a Podemos, por unos pírricos mil votos, en concreto, 1.105. Es fue la diferencia para que la formación de Pablo Iglesias no estuviera presente en la Cámara Baja. La confluencia de los dos partidos de izquierda, para estos próximos comicios, podría dar un giro a esta situación y que, por primera vez, el partido morado consiga representación por Jaén en el Congreso. Y es que si esto se hubiera producido en las anteriores elecciones, los votos sumados de ambas formaciones superaba ampliamente los  64.000 votos. Una situación que les hubiera dado, de sobra, para tener representación, en Madrid, ya que necesitaban nada más que 45.000. Habrá que esperar a que decidan las urnas, pero sí parece claro que este golpe efecto puede sentirlo y mucho el Partido Socialista que uno de los escaños que podría perder a nivel nacional sería el de la provincia. 

banner-ortopedia-lopez-nuevo