Publicidad

JAÉN.- La Junta de Andalucía espera poder reabrir a lo largo de este verano el spa del albergue juvenil de Jaén mediante un «sistema mixto de gestión» en el que Inturjoven se hará cargo de su mantenimiento y ampliará personal para que los huéspedes puedan usarlo, mientras que impulsará un procedimiento en el que empresas o profesionales podrán pujar para ofrecer servicios al resto de la ciudadanía.  Así lo ha indicado a Europa Press este jueves la coordinadora provincial del IAJ, quien ha explicado que con los procedimientos previos –tres licitaciones y un negociado sin publicidad que quedaron desiertos– «se pretendía ofrecer un modelo de atención integra, tanto a los usuarios del albergue como a asociaciones y ciudadanos en general».  Sin embargo y tras esos procesos «sin éxito, se ha considerado esa vía agotada», de ahí que ahora vaya a comenzar un nuevo procedimiento que contará con dos vías diferenciadas. Por un lado, la piscina se abrirá «en muy breve plazo de tiempo, podemos estar hablando de semanas, para que quienes se alojan en el albergue puedan disfrutar de ella», para lo que Inturjoven incorporará un socorrista y un vigilante.

Por otro lado, se va a poner en marcha «un procedimiento administrativo transparente en el que podrán pujar profesionales o empresas del sector, del que resultará el alquiler de los espacios y serán estos los que pondrán a disposición de vecinos y colectivos actividades terapéuticas». Morillo ha añadido que «se está perfilando y en las próximas semanas se anunciarán las condiciones específicas», de manera que la intención es contar de nuevo con estos servicios en cuanto acabe ese proceso. «Podemos estar hablando de unos dos meses, en verano», ha comentado. Para la coordinadora, se trata de «la mejor solución» habida cuenta del resultado de las licitaciones y el negociado anteriores y «porque, a pesar de que no ha habido empresas, se sigue llegando al mayor número de personas». «Lo importante es que se ha puesto sobre la mesa una solución, que es lo que lleva buscando la Junta desde que el spa está cerrado», ha apostillado.

En concreto, estas instalaciones del albergue juvenil de Jaén cerraron a finales de 2014, cuando comenzaron las obras de mejora y mantenimiento coincidiendo con el vencimiento de la anterior adjudicataria y acabaron en febrero de 2015. A partir de ahí, ese mismo mes, se abrió la licitación pública, pero finalizó el plazo para presentar ofertas y el 3 de marzo se declaró desierta por falta de licitadores. Eso llevó a revisar los pliegos e iniciar un nuevo concurso el 7 de abril del año pasado «con condiciones más favorables», de manera que se redujo el canon anual desde los 18.000 euros del primer concurso a 14.000 euros. No obstante, quedó también desierto porque hubo una firma interesada, pero entregó su oferta con falta de documentación y, además, fuera de plazo. Por ello, ya el 23 de abril se decidió abrir un procedimiento negociado, pero tampoco fue posible y, pasado el plazo, en mayo de 2015 se declaró otra vez desierto.  Posteriormente, ya en 2016 y tras barajarse la posibilidad de una gestión directa por parte de Inturjoven, se impulsó una tercera licitación, a la que concurrieron dos empresas. No obstante, el pasado 25 de abril se informó de que también quedó desierta porque a una se le requirió documentación para realizar alguna subsanación y no la presentó, mientras que la segunda oferta quedaba por debajo de lo licitado.

banner-ortopedia-lopez-nuevo