Publicidad

JAÉN.- El jiennense José Luis Carrasco tenía muy complicada su participación en una de las mas duras y prestigiosas carreras por etapas de BBT: la Gaes Titan Desert by Garmin. Su lesión en una muñeca hacía complicada su recuperación y su puesta a punto para una carrera tan exigente. El equipo de la Clínica Luis Baños y Carrasco han conseguido lo que parecía casi imposible que esté en perfectas condiciones físicas y prueba de ello es el liderato conseguido tras la disputa de la segunda etapa, una de las consideradas reina de esta undécima edición, de 133 kilómetros y con final en Ifrane, que se ha adjudicó Guillem Muñoz (Tomás Bellés-Gaes). José Luis Carrasco  arrebató el liderato al colombiano Tamayo, gracias a una fuga compartida de más de 70 kilómetros con Guillem Muñoz. Una posición que consiguió mantener en el día de ayer tras numerosos ataques.

“Me la tenía que jugar porque este tipo de montaña me venía bien, era la etapa señalada. Como había interés mutuo con Guillem (Muñoz) nos hemos entendido, y ambos hemos conseguido los objetivos. Será difícil mantener el maillot rojo, ya que el desierto será una incógnita y cambiamos totalmente el terreno. El paso de dunas será muy difícil”, ha manifestado Carrasco que ya deberá luchar los próximos días en esta infernal prueba del calendario mundial ya que quedan tres grandes etapas en pleno desierto.

patrocinioOrttopediaLopez