Publicidad

JAÉN.- Una semana más, trabajadores de Salud Responde, 112 y 061 se han concentrado por la dignificación de sus condiciones laborales. CSIF critica que estos servicios públicos de la Junta de Andalucía funcionan a costa de la precariedad de los empleados. Bajo el lema “Los servicios públicos no son un negocio, no a las subcontratas”, esta central sindical critica que la Junta de Andalucía se desentienda de la gestión de estos servicios públicos que dan cobertura directa al ciudadano ante una posible emergencia o necesidad sanitaria, servicios, que desde CSIF son absolutamente necesarios y deben ofrecerse con la máxima eficacia.

En este sentido, CSIF considera que la Junta de Andalucía debe tomar medidas en el asunto, ya que este desentendimiento del servicio provoca una precariedad laboral insostenible para los más de 340 trabajadores de los tres servicios en Jaén. “La empresa incumple los convenios colectivos, hay sentencias interpuestas a la Inspección de Trabajo y que Iluniun y Qualytel  hacen caso omiso”, mantienen los trabajadores.  Además, la Junta de Andalucía conoce todas estas resoluciones y se desentiende por completo cuando el servicio público que se ofrece es de su competencia.

Asimismo, CSIF pide a la Junta de Andalucía, que es la responsable de contratar a las empresas para dar el servicio, que si no es capaz de garantizar los derechos de los trabajadores a través de las empresas privadas que ofrecen sus servicios, que sea ella misma la que tiene que hacerse cargo de ellos.  Las concentraciones de Salud Responde, 112 y 061 continuarán hasta que haya una solución real de esta problemática. De hecho, mañana los empleados se trasladarán a Sevilla para pedir el apoyo de los grupos políticos para que se negocie el Proyecto no de Ley para que Salud Responde no sea un servicio subcontratado a una empresa privada, del mismo modo que ya ha sido aprobada el PNL de 112 y 061 en el Parlamento de Andalucía.

patrocinioOrttopediaLopez