Publicidad

Real Jaén CF (0).- Felipe Ramos, Luis Pérez, Bardanca, Aguza, Mario, Fede, Trujillo (Sergio Molina, min.66), Cala (Fran No, min.90), Vitu, Sutil (Nuno Silva, min.78) y Santi Villa.

Real Murcia CF (0).- Fernando, José Ruiz, Pumar, Ruso, Sergi, Jaume, Fran Moreno (Arturo, min.85), Chavero, Carlos Álvarez, Javi López (Isi, min.79) y Sergio García (Germán, min.60).

Goles.- No hubo.

Árbitro.- Arias Madrid (C.Ceuta). En el Real Jaén CF, tarjeta amarilla para Fede (min.68) y Aguza (min.86). En el Real Murcia CF, tarjeta amarilla para Ruso (min.42), Sergi (min.84), Chavero (min.86)

Incidencias.- Partido correspondiente a la jornada nº 34 del grupo IV de la Segunda División B entre Real Jaén CF y Real Murcia en el Nuevo Estadio de La Victoria ante 5.000 espectadores aproximadamente.

JAÉN.- Regresaba el fútbol a La Victoria y el Real Jaén recibía la visita del líder del grupo, el Real Murcia. El conjunto pimentonero llegaba al feudo blanco con la vitola de ser una de los mejores equipos de toda la categoría. Difícil empresa para los pupilos de Arconada que, tras una semana marcada por el ámbito extradeportivo, necesitaba sumar una victoria para continuar manteniendo sus aspiraciones de clasificación para la próxima edición de la Copa del Rey. La principal novedad de la tarde saltaba con el anuncio de los onces iniciales. Paco Sutil regresaba al equipo titular del Real Jaén, en el que también aparecían Diego Bardanca y Trujillo. La zona defensiva se reestructuraba con Bardanca ocupando una plaza como central zurdo y Mario Gómez desempeñando funciones como lateral izquierdo. Por su parte, Fede y Cala repetían en el centro del campo, mientras que Sutil caía al costado derecho y Trujillo se situaba por detrás de Vitu en el engache.

A pesar de la distancia en la clasificación, ambos equipos saltaron al césped con la clara intención de imponer su estilo de juego. Se encontró más cómodo el cuadro murciano, que con el paso de los minutos iniciales conseguía dominar el esférico. El Real Jaén aguantaba el dominio visitante con el trabajo organizado de todo el colectivo. En ataque los blancos no lograban la soltura necesaria para encontrar el espacio suficiente para generar peligro en área rival. La pugna entre los dos conjuntos estaba ofreciendo una lucha en la que los hombres de José Manuel Aira estaban encontrándose más cómodos y con mayor sensación de peligro sobre el marco contrario. Por el contario, los locales se estaban mostrando como un equipo bien organizado a nivel defensivo y con pólvora en las acciones de contragolpe. Las ocasiones de gol no llegaban ni de un lado ni otro aunque el choque si presentaba alternativas en el juego.

Sutil protagonizó el primer acercamiento de los blancos con un centro desde la derecha aunque su envío no encontraba rematador y Fernando atrapaba el esférico sin mayores complicaciones. En el Real Murcia fue Chavero el encargado de disponer de la primera opción de peligro para los visitantes. Un centro desde la derecha terminó en el segundo palo y allí aparecía Chavero que disparó a portería libre de marca aunque su lanzamiento era repelido por Felipe Ramos. Pocos minutos después, Felipe Ramos volvía a intervenir de forma providencial evitando el gol murciano tras disparo de Carlos Álvarez, que posteriormente recogía el rechace y enviaba el balón demasiado alto. Los movimientos a la contra estaban siendo la mejor arma para los jiennenses. Precisamente un rápido contragolpe estuvo cerca de convertirse en gol para el Real Jaén pero el remate final de Trujillo era desviado por la zaga murciana. Antes de llegar al descanso Vitu tuvo en sus botas la mejor opción para los locales. Un envío en largo de Santi Villa era recibido por Trujillo, quien la ponía de cara para la llegada de Vitu. El disparo del atacante blanco era desviado por Fernando a saque de esquina.

Al regreso de vestuarios, ambos equipos continuaban apostando por sus equipos iniciales y no introducían cambios en sus esquemas. El juego continuó desarrollándose de forma similar a lo visto durante los primeros cuarenta y cinco minutos. Un Real Murcia tratando de dominar la pelota para buscar espacios que le permitiesen acercarse a la meta de Felipe ramos, mientras que el Real Jaén se mantenía bien ordenado a la espera de conseguir alguna opción en un despiste de su adversario. Seguían sin aparecer las ocasiones pero la intensidad por ambos aunque sí había acercamientos sin el acierto necesario para poner en peligro a los guardametas de uno y otro equipo. Mejoraron los blancos en el inicio de este segundo acto y comenzaron a contar con mayor posesión del balón en determinadas fases. Vitu volvía a rozar el gol tras un centro desde la derecha de Trujillo pero el remate forzado del delantero jiennenses se perdía por línea de fondo ante la reclamación de la grada por un posible agarrón dentro del área sobre el propio Vitu.

Según pasaban los minutos, los pupilos de Arconada mejoraban sus prestaciones sobre el terreno de juego e impedían con mayor frecuencia las circulaciones de balón del Real Murcia, que no podía finalizar sus jugadas ofensivas. A balón parado llegaría la siguiente ocasión de peligro para el Real Jaén. De nuevo Vitu pudo adelantar a los blancos en un lanzamiento de esquina botado por Cala. El cabezazo del ariete jiennense se marchaba directamente a las manos del cancerbero murciano ante el lamento de Vitu por la ocasión malograda. También tuvo su opción el Real Murcia con una acción por banda izquierda que culminaba con un peligroso cabezazo de Germán en el primer palo enviando el balón muy cerca del poste derecho de la meta de Felipe Ramos. El Real Jaén dificultaba cada vez más el planteamiento de los murcianos y poco a poco se acercaba a la portería de Fernando. Ambos entrenadores decidieron introducir los primeros cambios para buscar el gol que abriese el marcador. A pesar de los intentos de unos y otros, el luminoso no se movería aunque, cuando se cumplía el minuto noventa de partido, Cala avanzó conduciendo el balón hasta la frontal y disparó a portería estrellando el balón en el larguero para tristeza de la grada jiennenses. Justo reparto de puntos entre blancos y granas en un duelo en el que hubo una parte para cada equipo. La falta de acierto en los metros finales impidió a ambos conjuntos poder conseguir algún tanto que desnivelase la balanza.

patrocinioOrttopediaLopez