Publicidad

JAÉN.- Parece mentira que se lleven años de dimes y diretes para en apenas tres días, después, del comienzo de las obras y una inversión de 60.000 euros se haya solucionado el problema. El enfrentamiento perpetuo del anterior alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya, en busca de intereses personales y no de sus ciudadanos, no hizo sino enquistar relaciones y confrontar al consistorio jiennense y la Junta de Andalucía. La llegada de Javier Márquez como nuevo primer edil ha provocado en cuatro meses un cambio radical. Se han conseguido desbloquear algunos de los viejos conflictos como, por ejemplo, la calle del camino Fuente de la Peña que llevaba años destrozada. Un auténtica montaña rusa para los coches que por allí transitaban. Ya, por fin, se abrió al tráfico rodado a la espera de pequeños «retoques» de pintura o señalización. Por fin, solución a una demanda vecinal. La Junta lo ha arreglado y ahora el ayuntamiento se encargará de su mantenimiento. Cuando las dos partes quieren no es difícil entenderse.

patrocinioOrttopediaLopez