Publicidad

JAÉN.- Unos 25 agentes del cuerpo han realizado el curso, impartido por otro agente instructor del mismo cuerpo experto en artes marciales y defensa personal, el cual ha tenido una duración de siete  días, siendo realizado en las instalaciones deportivas de la Salobreja. El bastón policial extensible es un instrumento que se ha sumado a las nuevas pautas modernas policiales, como arma no letal y que se adecua, perfectamente, a los principios establecidos en el Ordenamiento Jurídico que regula el uso policial de la fuerza. El Bastón Extensible es un arma exclusivamente policial porque está clasificada en el artículo 5.1c del actual reglamento de armas RD 137/93. Su venta, uso y tenencia está restringida a cuerpos policiales y militares en el uso de sus funciones.

Su uso en el equipo individual de todo agente policial proporciona un elemento intermedio entre el uso de la fuerza a manos vacías y el uso del arma de fuego. Está siendo utilizado de forma general en la dotación individual de casi todas las policías de los países occidentales del entorno. Existe un sin número de situaciones en las que el uso de la fuerza física del agente no es suficiente para controlar la situación, pero tampoco sería proporcional el uso del arma de fuego. Son en esas situaciones complicadas donde el agente necesita una herramienta policial para el uso proporcional de la fuerza como el bastón. Así mismo, es un perfecto medio auxiliar de los agentes tanto para realizar conducciones policiales o controles de individuos, como para ser empleado en diferentes momentos de la operativa policial como instrumento de rescates o romper puertas, ventanas, cristales, etc.

Técnicamente se puede describir como:

• Un instrumento policial compuesto de tres tramos que una vez extendido queda perfectamente rígido para ser usado como defensa policial.

• Se extiende por inercia y queda bloqueado por fricción.

• Para cerrarlo basta aplicar el bastón perpendicular al suelo.

• En el extremo dispone de una punta sin ángulos cortantes o punzantes, y no presenta cantos ni ángulos vivos que puedan producir una lesión (a diferencia de las costuras de algunas defensas convencionales).

• Un muelle interior permite ajustar la fuerza de extensión.

• En el mercado existen diferentes tamaños que se adecuan a las diferentes necesidades del servicio.

El uso del bastón policial extensible proporciona al agente unas ventajas añadidas al uso de las tradicionales porras, bastones rígidos o tonfas:

1º- Fácil portabilidad. Siempre va con el agente, y por lo tanto nunca se olvida en el vehículo. No se produce balanceo en la cintura. Gran comodidad.

2º- Gran discreción. No llama la atención al portarla en el cinturón de servicio, confundiéndose con una linterna de mano. No rompe con la tradición y la imagen del Cuerpo.

3º- Imagen de policía amigo. Tanto al portarlas, como cuando están en la mano, no dan una imagen y aspecto agresivo o negativo al agente. Reduce el perfil de violencia policial. Permite acercarse a los sospechosos con el bastón en la mano, de forma plegada y discretamente y, si la situación lo requiere, extenderlo en fracciones de segundos.

4º- Efecto psicológico. El impacto psicológico que produce en el delincuente en el momento de su apertura es enorme, puesto que el ruido de los tramos al extenderse es similar al montaje de un arma de fuego. En la mayoría de las ocasiones el delincuente depone su actitud y las situaciones de conflicto se solucionan con la sola apertura del bastón por parte de los agentes.

5º- Facilidad y eficacia en su uso. Permite concentrar toda la energía en los puntos del sistema de inhibición motor, sin necesidad de causar lesiones, evitando las contusiones y moratones que tan malos resultados forenses han dado. Su uso disminuye el número de sentencias desfavorables para los miembros del Cuerpo en los juicios. Menor número de lesiones en los delincuentes y una mejor imagen para la Institución.

6º- Tanto de paisano como uniformados. Es ideal para servicios que exigen discreción: protección de personas y escoltas, policía judicial, información, etc. De gran ayuda en los servicios de conducción de presos para poder ser manejado en el reducido interior de los furgones, autobuses y camiones con que se realiza este servicio.
Perfecto para agentes motorizados de tráfico.

7º- Facilidad en uso del manejo del bastón. Los movimientos y las técnicas de protección y de neutralización se adquieren rápidamente y no requieren de un entrenamiento continuado y riguroso.

8º- Como instrumento de rescate. De gran utilidad para los miembros del Cuerpo en el caso de intervenir en el auxilio y rescate de personas atrapadas en el interior de vehículos ya que se puede hacer palancas con él y puede ser utilizado romper los cristales de vehículos y proceder a la extracción de personas atrapadas o heridas.

banner_cargadores_hora_jaen