Publicidad

CD San Roque de Lepe (1).- Bocanegra, Fran Lepe, Mena, P. Oliveira (Isuardi, min.51), Juanma, Lolo González, Iván (Stephane, min.64), Dani Fragoso, Chaco, Nico (Manu Ramírez, min.72) y Luis Lara.

Real Jaén CF (4).- Felipe Ramos, Nando, Aguza, Mario, Luis Pérez, Fran No (Óscar Quesada, min.70), Pablo Ortiz, Álex Cruz (Vitu, min.45), Santi Villa, Sergio Molina y Hugo Díaz (Fede, min.76).

Goles.- 1-0, Lolo González (min.20); 1-1, Pabo Ortiz (min.48); 1-2, Aguza (min.59); 1-3, Fran No (min.66); 1-4 Santi Villa (min.89).

Árbitro.- Sáez-Vital (C. Andaluz). En el CD San Roque de Lepe mostró cartulina amarilla a Manu Ramírez (min.90), expulsando por roja directa a Dani Fragoso (min.69). Por parte del Real Jaén CF fueron amonestados con tarjeta amarilla Luis Pérez (min.18) y Pablo Ortiz (min.86).

Incidencias.- Partido correspondiente a la decimoséptima jornada del grupo IV de la Segunda División B entre CD San Roque de Lepe y Real Jaén CF en el Estadio Ciudad de Lepe ante 1.500 espectadores aproximadamente.

JAÉN.- El Real Jaén ha dejado patente hoy su capacidad para superar adversidades y habilidad para sobreponerse a situaciones en contra. El comienzo del encuentro ante el CD San Roque de Lepe hizo presagiar un choque muy disputado por parte de ambos conjuntos. No se encontró cómodo el cuadro jiennense hasta que se alcanzó el ecuador del primer acto. Para entonces, los locales ya vencían por un gol a cero. A partir de ese instante, los blancos resurgieron y dominaron el duelo hasta el pitido final logrando una remontada marcada por el esfuerzo colectivo y un convincente planteamiento de lanzarse a por la victoria hasta agotar todas las opciones posibles.

La intensidad del cuadro dirigido por Juanito quedó patente desde el pitido inicial. El conjunto local imprimió un ritmo de partido intenso en el que los balones en largo y la disputa de las segundas jugadas se convertían las acciones más peligrosas de los onubenses. Los blancos resistían bien pertrechados en campo propio y tratando de recurrir a la circulación de balón siempre que le era posible, sin rechazar las opciones que se presentaban de lanzar algún contragolpe.

Los primeros minutos discurrieron en una aguda pelea entre leperos y jiennenses aunque sin acercamientos de peligro en ambas porterías. El Real Jaén buscó sorprender a balón parado con un saque de esquina lanzado por Santi Villa y rematado por Mario Gómez demasiado desviado. Poco tiempo después, Santi Villa volvió a intentarlo con un disparo a media distancia pero sin demasiada fortuna.

Las acometidas locales comenzaron a sucederse con la aparición de Nico Cháfer, que en primer lugar protagonizó un disparo peligroso desde el interior del área tras una acción individual por banda derecha de Chaco. La siguiente acción contó de nuevo con la participación de Nico, que colgó un balón al área para el cabezazo de Iván. El balón fue directo a las manos de Felipe Ramos. También comenzó a aparecer Luis Lara, en este caso por banda izquierda. Una internada del futbolista aurinegro terminó con un derribo de Luis Pérez dentro del área. El colegiado señalaba el punto de penalti y Lolo González transformaba la pena máxima adelantando a los locales.

No se encontraban los blancos cómodos sobre el césped del Estadio Ciudad de Lepe y la insistencia de los locales les colocaba por detrás en el marcador. Con la desventaja, los jiennenses trataron de dar un paso hacia adelante para buscar la portería rival. Pablo Ortiz y Sergio Molina se asociaban con frecuencia generando el fútbol necesario para que sus compañeros de ataque aprovechasen las combinaciones en la zona medular. Pablo Ortiz intentó buscar a Hugo Díaz con un centro desde la derecha pero la pelota se paseaba por el área sin que el atacante cordobés lograse alcanzar el esférico.

La acumulación de hombres por delante del balón empezó a dar sus frutos con la intervención de futbolistas como Álex Cruz, Santi Villa o Hugo Díaz. Igualmente empezaron a prodigarse en ataque Nando y Luis Pérez con incorporaciones por banda. Precisamente, el lateral derecho blanco propició una de las mejores ocasiones de la primera mitad para el cuadro jiennense. El centro al área del futbolista sevillano caía dentro del área pequeña. Allí Hugo Díaz se revolvía para rematar a portería con la mala fortuna de encontrarse con Bocanegra, que atajó su disparo.

El peligro local venía con los contragolpes tras las acciones de ataque del Real Jaén. En una de esas jugadas, Luis Lara conseguía asistir a Chacho, que en el segundo palo no acertó en su remate para superar a Felipe Ramos. No desistió en su ánimo el bloque comandado por Gonzalo Arconada, que persistió en su idea de volcarse hacia el área rival. Una buena jugada colectiva culminaba con un disparo desde la frontal de Luis Pérez que el meta local tuvo que blocar en dos tiempos. La mejor opción para los blancos llegó al filo del descanso cuando, tras un buen servicio de Sergio Molina, Hugo Díaz se situó frente a frente contra el cancerbero aurinegro. El disparo del delantero cordobés se marchó lamiendo el poste derecho de la portería local.

Se llegaba al descanso con la sensación de que, al menos, los jiennenses habían merecido igualar la contienda. En la reanudación, el Real Jaén mostró capacidad, actitud y aptitud para conseguir lo que se resistió durante los primeros cuarenta y cinco minutos. Los blancos se hicieron amos del esférico y Arconada decidió añadir más mordiente a su ataque con la entrada de Vitu en sustitución de Álex Cruz. El resultado de esta decisión no se hizo esperar. Apenas habían pasado tres minutos del segundo tiempo y Pablo Ortiz no dudó a la hora de probar fortuna con un lanzamiento lejano. El sensacional golpeo del canterano blanco sirvió para superar a Bocanegra y alojar el balón en las redes para colocar el empate a uno en el luminoso.

Conscientes de que su arranque en la segunda mitad les acercaba al triunfo, los jugadores blancos no cejaron en su empeño de dar la vuelta al marcador. El ímpetu visitante no aplacó los ánimos del conjunto lepero, que volvió a disponer de opciones de retomar su ventaja con un nuevo contragolpe en el que Felipe Ramos resultó decisivo para desviar a saque de esquina el remate de Chaco en un mano a mano.

El dominio del Real Jaén empezó a traducirse en sucesivas ocasiones de gol. Hugo Díaz siguió sin encontrar premio aunque lo intentó en repetidas ocasiones. El futbolista blanco disparó cerca de la frontal pero su lanzamiento no encontró portería. Poco después, Pablo Ortiz estrellaba el balón en el palo tras recibir un pase de Nando desde la izquierda. El cuadro jiennense rondaba el gol que certificase su remontada. El encargado de hacerlo sería Paco Aguza. El defensor extremeño introdujo el balón en la red en un lanzamiento de esquina para consumar la reacción blanca al primer gol encajado.

A pesar de colocarse con ventaja, el Real Jaén no renunció a su idea y continuó ejerciendo el dominio del encuentro con un rival intentando recuperar la distancia en el marcador. Los contragolpes del cuadro de Arconada se transformaron en un arma decisiva de cara al resultado final. Vitu avisó con un disparo del interior del área tras un acción de contraataque. Su disparo lo desvió a Bocanegra. Minutos después, en el lanzamiento de un córner Fran No remataba en el segundo palo anotando el tercer gol de la tarde para los visitantes.

El choque terminó de decantarse a favor de los blancos con la expulsión de Dani Fragoso, que veía cartulina roja directa tras derribar a Hugo Díaz cuando el futbolista jiennense encaraba al cancerbero local. La superioridad numérica a favor del Real Jaén permitió a los hombres de Gonzalo Arconada desenvolverse con mayor comodidad y más espacios en campo rival. Santi Villa estuvo cerca de anotar el cuarto gol recibiendo un envío en largo de Mario Gómez desde la línea defensiva. El intento de vaselina del linarense se marchó al lateral de la red. Posteriormente fue Vitu quien dispuso de una nueva ocasión pero nuevamente el delantero jiennense se encontró con Bocanegra, que despejó el balón a saque de esquina. Un córner que remató el propio Vitu mandando el balón al larguero.

Antes del pitido inicial, los blancos pudieron aumentar la diferencia con su rival. Primero fue Pablo Ortiz, que en una acción similar a la del primer tanto, volvió a disparar desde media distancia pero en esta ocasión Bocanegra sí lograba blocar el balón. El segundo que rozó el gol fue Sergio Molina. El habilidoso centrocampista malagueño envió fuera su disparo tras recibir la asistencia de Santi Villa desde el costado izquierdo. Y a la tercera fue la vencida. En esta ocasión intercambiaron papeles. Sergio Molina asistía a Santi Villa, que llegando desde la izquierda conseguía batir al portero aurinegro logrando el cuarto y definitivo gol del cuadro jiennense.

Fantástica reacción la mostrada hoy por el Real Jaén ante un complicado rival, que hasta el momento sólo había perdido dos encuentros en diecisiete jornadas. A pesar del gol encajado, los jiennenses han demostrado su capacidad para no dejarse derrumbar por situaciones adversas. Su actitud durante gran parte del encuentro les ha recompensado con una goleada que confirma el buen estado de forma en el que llegan los blancos a su próxima cita liguera frente al Linares Deportivo.

patrocinioOrttopediaLopez