Publicidad

JAÉN.- Esta mañana se juntaban cuatro mujeres en Jaén para defender el programa político de Ciudadanos. Tres de ellas son candidatas por las provincias de Jaén, Sevilla y Málaga, como números 1, al Congreso de los Diputados. Junto a Raquel Morales, Vicky Salmerón e Irene Rivera se ha unido una de las cabezas visibles del partido a nivel nacional: Inés Arrimadas, candidata al Parlament de Cataluña y auténtico líder de la oposición. En el hotel Infanta Cristina, Arrimadas ha asegurado que España necesita un gobierno estable para impulsar reformas y no lo habrá «si no lo lidera» Ciudadanos, para el que ha dicho esperar el voto de «una mayoría de ciudadanos que acudirá a las urnas con la misma sonrisa y la misma ilusión que nuestros padres y mayores votaron a Adolfo Suárez».

La líder catalana ha valorado, además, la figura de Albert Rivera para ser un presidente que «nos haga sentir orgullosos y ello cuando desde hace tiempo no hay un presidente que sea líder y que no nos dé vergüenza por lo menos en algunas ocasiones». Frente a ello, ha alabado que el Rivera es una «persona solvente, dialogante y valiente» y cuenta con «experiencia profesional y también política» en un «sitio difícil», además, como es Cataluña. Al hilo, ha defendido la «contribución» de su partido para «devolver a la gente la ilusión por la política», el sistema democrático y los políticos, «pero no los políticos y partidos que nos han llevado hasta aquí». Ha añadido que están demostrando que no es imposible «tener un proyecto regenerador» para «cambiar las instituciones, luchar corrupción y que fuera sensato» al tiempo que se mejoran las cosas, o que se pueden «cuadrar la cuentas», mientras «se garantiza la igualdad de oportunidades», se mantienen servicios y se crea empleo y riqueza.

«Con voluntad, con equipo, con las manos limpias y libres se pueden hacer cambios», ha manifestado Arrimadas, para la que eso se conseguirá «en toda España» tras el 20 de diciembre «y no desde la oposición», sino «desde el Gobierno». Una muestra de eso, a su juicio, fue haber ganado a ambas formaciones en las elecciones catalanas con proyecto que nació para «defender la igualdad, la unión, la solidaridad y la libertad». «Imposible no hay nada», ha recalcado recordando esos orígenes «sin un duro» y sin que los conociera «nadie» para ser ahora «la alternativa de gobierno» en Cataluña.

La dirigente de Ciudadanos ha comparado a España con un «edificio que está en ruinas» y ha abogado por acometer medidas que permitan «una reforma profunda». Lo ha dicho frente a quienes piensan que cada elecciones se le puede dar «una manita de pintura azul o roja» y también frente a un «partido nuevo», en alusión a Podemos, que apuesta por derribarlo y «eliminar todo el pasado», además de plantear un referéndum en Cataluña sobre el que se ha preguntado si «proponen que se rompa España». Igualmente, ha criticado a quienes plantean «marcharse» cuando ese edificio «no funciona», porque lo que se debe hacer es «reconstruirlo entre todos». Para Arrimadas, por tanto, «el gran cambio de España va a volver a venir por el centro» y se ha mostrado convencida de que se irá a las urnas «con una sonrisa». «Tenemos que ser capaces de devolver ilusiones y muchos andaluces, muchos españoles, una mayoría de ciudadanos votarán a Albert Rivera y Ciudadanos con la misma sonrisa y la misma ilusión que nuestros padres y mayores votaron a Adolfo Suárez», ha zanjado.

patrocinioOrttopediaLopez