Publicidad

JAÉN.- El Jaén Paraíso Interior logró un empate, a cuatro, en casa del Catgas Energía Santa Coloma en un partido que estuvo más que marcado por la actuación arbitral. Hasta en tres ocasiones tuvieron que igualar el partido los de Dani Rodríguez que sin duda alguna se vieron más que perjudicados por el trencilla. No pudieron festejar los jiennenses como merecieron el día de Santa Catalina pero mantienen su racha de invictos.  Arrancó el partido con mal agüero. Nada más comenzar, Adolfo aprovechó una rápida jugada por la izquierda para batir a placer a un Dani Cabezón que ya estaba en el suelo. Pero el tanto derribó las esperanza de un Jaén en fiesta. Salieron en tromba los chicos de Dani Rodríguez a por el tanto de la igualada y este llegó de las botas de uno que no había logrado anotar hasta el momento. Murga logró el gol que puso el uno a uno en el luminoso.

El gol jaenero no hizo sino animar aún más a los de verde, en esta jornada, que asediaron sin descanso la portería de Didac. Pasaron los minutos y las ocasiones se sucedieron una tras otra, a cada cual más clara, sin ofrecer fruto alguno ninguna de ellas. La segunda mitad pareció un plagio de la segunda. Mismo minutos y mismos protagonistas. Adolfo volvía a poner a los suyos por delante, cuando apenas se llevaban dos minutos de segunda parte transcurridos, y Murga volvía a igualar la contienda en el minuto 28 de partido. Y el partido entró en una fase de juego en la que los jiennenses comenzaron a obtener más y más protagonismo. Y cuando mejor parecía pintar la cosa para el conjunto de la capital del Santo Reino empezó el atraco. Rabadán Sains sacó la pistola y entonó el famoso: «¡Manos arriba!». Todo comenzó con una rigurosísima tarjeta amarilla a Dani Martín. Fue la segunda para el salmantino que se fue a calle dejando a los suyos con uno menos. Dani Cabezón desbarató la primera ocasión con superioridad de los catalanes, en una de las mejores paradas de la Liga, pero no pudo hacer nada ante el segundo disparo de Dani Salgado.

Pero ni con el gol que daba la ventaja a Catgas pareció saciada la pareja arbitral. Al poco de que llegase el tercero para los catalanes, de nuevo Rabadán señaló un doble penalti favorable a favor de los de Passarrius. Salió Chema a detenerlo ante Dani Salgado y no solo lo intentó sino que además lo hizo. Pero aun tenía otro as en la manga Rabadán. Mandó repetir el doble penalti porque, según él, Chema se adelantó al detenerlo. En la repetición no falló el que es uno de los capitanes del Catgas y dos a cuatro que se hizo efectivo. Portero jugador a pista y nunca estuvo tan bien ejecutado. Primero Eloy Rojas y luego Cuco consiguieron ver portería mientras la suya quedaba desguarnecida. El partido igualado y la tensión que pudo cortarse en el Pavelló Nou en los dos últimos minutos. La tuvo Emilio cuando los catalanes sacaron el portero jugador pero finalmente ninguno de los esfuerzos que emplearon los de Jaén surtieron efecto y el reparto de puntos fue la sentencia final.

 

patrocinioOrttopediaLopez1