Publicidad

JAÉN.- La Consejería de Salud, a través del servicio de Salud Responde, ha realizado durante el verano un total de 2.244 llamadas de seguimiento a población de riesgo durante los días de altas temperaturas. Las personas identificadas como población de riesgo son, en su mayoría, mayores de 65 años, pacientes frágiles que viven solos, cuyo estado de salud está debilitado por padecer alguna patología crónica de alta morbilidad (insuficiencia cardiaca, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, demencia, trastorno mental grave, insuficiencia renal, obesidad excesiva, hipertensión arterial o diabetes mellitus) y/o que tomen un medicamento que pueda influir en la adaptación del organismo al calor (psicotropos, antidepresivos, hipotensores y diuréticos), a lo que se suma en muchos casos no disponer de condiciones de habitabilidad adecuadas en sus viviendas para protegerse del calor. En este verano de 2015 se ha incluido para el seguimiento telefónico a un total de 751 personas en situación de riesgo.

“La Junta de Andalucía activa cada año con la llegada de la época estival el Plan de Prevención de las Altas Temperaturas con el fin de minimizar las consecuencias que el calor pueda tener sobre los colectivos más vulnerables, como son las personas mayores, pacientes crónicos, personas con trastorno mental grave, menores de 4 años (especialmente lactantes) y personas que trabajan expuestas al sol, así como recordar aquellos consejos de carácter general que contribuyen a convivir de una forma más saludable con las altas temperaturas propias de esta época”, ha incidido la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Ángeles Jiménez.

El Plan Andaluz de Prevención de los Efectos de las Temperaturas Excesivas sobre la Salud desarrolla una línea de actuación muy importante de vigilancia, control y seguimiento de la población de riesgo ante esta situación. Es por ello que se trabaja en la identificación de las personas más vulnerables a las altas temperaturas propias del verano a fin de establecer una coordinación efectiva entre las diversas instituciones y organismos implicados (servicios sociales, centros sanitarios, residencias, organizaciones de voluntariado, 112, etc.). Desde los servicios públicos de atención primaria se ofrece información a la población general; se trabaja en la identificación de los pacientes de riesgo para su inclusión en el plan de seguimiento telefónico que realiza Salud Responde; se intensifican las visitas domiciliarias (monitorizando los signos y síntomas relacionados con el calor y proporcionando consejos para evitar y controlar los efectos del aumento de las temperaturas); y se realizan talleres de formación e información a profesionales de los centros residenciales (con la remisión de información sobre el uso y conservación de medicamentos, medidas preventivas y protocolos de actuación ante la aparición de sintomatología relacionada con el calor).

Además, las personas usuarias del servicio de Teleasistencia cuentan con acceso a la información y recomendaciones sobre el calor a través de Salud Responde con el fin de prevenir los efectos de las altas temperaturas en las personas mayores de 65 años, dependientes y con alguna discapacidad. Junto a la labor proactiva de control, vigilancia y seguimiento de pacientes frágiles, y las recomendaciones generales y específicas a la ciudadanía, el Plan Andaluz para la Prevención de los Efectos de las Temperaturas Excesivas sobre la Salud también incluye una línea de trabajo encaminada a informar sobre la predicción de las temperaturas en cada provincia, según los valores aportados diariamente la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

La información es predictiva, pues se refiere al día en vigor y a los cuatro siguientes, y permite establecer cuatro niveles de alerta sanitaria: nivel verde o 0, cuando no se prevé que se superen durante cinco días consecutivos las temperaturas umbrales máximas y mínimas; nivel amarillo o 1, cuando se prevé la superación de las temperaturas umbrales máximas y mínimas durante uno o dos días seguidos; nivel naranja o 2, si la previsión es de superación de las temperaturas umbrales máximas y mínimas durante tres o cuatro días seguidos; y nivel rojo o 3, cuando se prevé la superación de temperaturas umbrales máximas y mínimas durante cinco o más días seguidos.

Para las activaciones de las alertas deben superarse las temperaturas umbrales máximas y mínimas de forma simultánea, por lo que una alerta puede quedar desactivada al no cumplirse la previsión inicial. En lo que va de verano, se han registrado 17 alertas por altas temperaturas en Jaén: 2 de nivel amarillo, 6 naranja y 9 rojo.

Este año se han ampliado y diversificado las líneas de acceso a información y consejos que permitan a la ciudadanía convivir con las altas temperaturas. Para ello, además de las vías ya conocidas de años anteriores (apartado web “Verano 2015: Cuida tu salud” – www.juntadeandalucia.es/salud/cuidadoscalor- y las dudas que resuelve Salud Responde a través de la línea telefónica -902 505 060-), se ha puesto en marcha información sobre el calor en la App de Salud Responde, de descarga gratuita.

A través de la App, pueden consultar, siempre que lo deseen, consejos para reducir los posibles riesgos que las altas temperaturas puedan ocasionar en la salud o consultar el catálogo de preguntas en las que se resuelve desde ¿qué medidas puedo llevar a cabo ante el calor?, hasta ¿qué son los calambres por calor o qué es un sarpullido?, entre otros.

Asimismo, los usuarios pueden consultar las previsiones de temperaturas para cada una de las provincias andaluzas y reciben notificación mediante el servicio de mensajería de la App sobre cualquier cambio o activación en los niveles de alerta establecidos. Se han realizado ya más de 57.200 envíos con información sobre las alertas en Jaén.

“Recordamos que es aconsejable evitar las horas más fuertes de sol, salir con protección (tanto con ropas ligeras y de color claro, sombreros y protección solar), ventilar las estancias, bajar persianas y puertas durante las horas de temperaturas más elevadas, mantener un buen nivel de hidratación, conservar adecuadamente los alimentos, moderar los ejercicios que exijan mucho esfuerzo físico en las horas centrales del día”, ha indicado Jiménez.

 

FADON PARA  DENTAL