Publicidad

JAÉN.- El Dispositivo para la Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Andalucía, el Plan Infoca, ha dado por controlado el incendio originado el pasado día 5 de julio en el paraje de Estación de Larva, en el municipio de Quesada (Jaén), provocado por los rayos de una tormenta seca. Según las primeras estimaciones, la superficie afectada es de 10.017 hectáreas, aunque aún queda por realizar una medición final.  Esto le convierte en uno de los mayores incendios del siglo de nuestro país aunque muy lejos de las 29.000 hectáreas que ardieron en Huelva hace ya más de diez años o las 20.000 de dos fuegos en el Levante español. En estos momentos, los técnicos del Servicio de Restauración del Medio Natural de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio evalúan la zona para determinar las condiciones en las que se encuentra y analizar cuáles podrían ser las primeras acciones de restauración.

La declaración de este incendio forestal ha coincidido con otras 11 intervenciones más en  Andalucía. En todos ellos, el Plan Infoca ha respondido con rapidez, en coordinación con las diferentes administraciones y entidades, y con una alta capacidad de respuesta simultánea. En total, desde que se originara el fuego, han trabajado en el incendio de Quesada en  las tareas de extinción más de 500 profesionales, compuestos por 23 grupos de especialistas, dos secciones de intervención de la UME, cinco brigadas de refuerzo (BRICA), técnicos de extinción, ahora gentes de medio ambiente, bomberos y técnicos de operaciones y los miembros de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.  En relación a los medios materiales con los que se ha actuado, las tareas de extinción de este incendio forestal han requerido la intervención de 22 medios aéreos, de los que diez han sido aportados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, diez vehículos autobomba, 14 vehículos de extinción de la UME, dos vehículos de comunicación y transmisiones, dos bulldocer, dos Unidades Médidas de Incendios (UMIF), una Unidad Móvil Meteorológica y de Transmisiones (UMMT) y una Unidad de Análisis y Seguimiento de Incendios Forestales (UNASIF).

En las labores de extinción, el dispositivo INFOCA cuenta para la actual campaña con la participación de 4.500 efectivos a los que se suman los medios técnicos y materiales. Estos son: una Unidad de Análisis y Seguimiento de Incendios Forestales (UNASIF), además de ocho Unidades Móviles de Meteorología y Transmisiones (UMMT), 116 vehículos pesados (autobombas y nodrizas) y 1.203 vehículos para transporte de personal. En lo referente a la flota de aeronaves el dispositivo alcanza las 39 unidades, entre aviones y helicópteros, un medio aéreo más que la pasada campaña. Estos aparatos son piezas clave para la extinción de incendios forestales, tanto para el transporte de técnicos y especialistas como para las labores de descarga de agua. Todo este dispositivo se complementa con 23 Centros de Defensa Forestal, un Centro Operativo Regional (COR) y ocho Centros Operativos Provinciales (COP), además de seis pistas de aterrizaje  y tres bases Brica. Por último existen 201 puntos de vigilancia y detección de fuego distribuidos por toda Andalucía y una red de vigilancia móvil formada por los grupos de especialistas y de apoyo que vigilan el monte por rutas establecidas previamente.

 

FADON PARA  DENTAL