Publicidad

JAÉN.-  Agentes de la Policía Nacional detuvieron en Linares a un hombre por amenazas graves con arma blanca a otro. El detenido se había hecho dueño de la Estación de Linares-Baeza, atemorizando a los viandantes y creando pavor en la ciudadanía. Se creía el «sheriff» de este municipio. Los hechos ocurrieron el pasado martes cuando la víctima, junto con su familia, abandonaban el bar sito en dicha estación, momento en el que se le acercó un vecino, conocido por ser conflictivo, solicitándole el dinero que llevaba encima, si bien la víctima se negó debido a que no portaba dinero, instante en el que el agresor sacó un cuchillo de cocina del pantalón, por lo que la víctima salió a la carrera, siendo perseguido en todo momento por el detenido armado con el cuchillo, profiriendo insultos y amenazas graves logrando introducirse tras la carrera en el interior del bar, donde el propietario tuvo que cerrar la persiana automática para evitar el acceso al agresor.

A la llegada de la dotación el agresor no se encontraba en el lugar de los hechos, dando los agentes actuantes una batida por la zona, siendo  localizado en una de las calles colindantes, el cual se encontraba con una actitud nerviosa y agresiva, siendo calmado por dicha dotación e intervenido el cuchillo que portaba oculto en el pantalón. Tras la plena identificación del autor, los agentes comprobaron que el mismo tenía una orden en vigor de prohibición de entrar y residir en el término municipal de Linares, incluyendo la estación Linares-Baeza, procediéndose a su detención. La intervención ha sido llevada a cabo por agentes de la Comisaría Local de Linares.

 

FADON PARA  DENTAL