Publicidad

JAÉN.- Con un chicle en la boca. Así quería mostrar Manuel Moreno que ha comenzado una huelga de hambre, a las puertas de la delegación territorial de Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Jaén. Un anuncio que realizó días atrás y que, desde hoy, está cumpliendo. Manuel es el padre de los tres niños secuestrados en el centro de menores de La Carolina el pasado 2 de junio. Se encontraban tutelados por la Junta de Andalucía tras retirarles la custodia el mes de diciembre. Los tres menores fueron encontrados días después en el barrio madrileño de Villaverde en poder de su madre y una tía. Ellas dos, fueron detenidas, junto a otras tres personas más: el padre, un primo y una quinta personas por su presunta implicación en los hechos, según ha indicado el teniente coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Luis Ortega. «La actuación se da por cerrada con cinco detenidos con un último arresto que hemos realizado en  Jaén. Era una persona que ayudó al traslado de los pequeños y de la madre desde La Carolina a  Córdoba», ha detallado Ortega.

El joven, primo hermano de los pequeños, había sido detenido antes en la localidad cordobesa de Bujalance y quedó en libertad tras pasar por el juzgado en Montoro. También en libertad se encuentran las otras tres personas que fueron arrestadas; tanto los padres, para los que los juzgados la decretaron tras permanecer unos días en prisión provisional, y una tía, hermana de la madre, en cuya casa estaban los niños. El caso se encuentra en manos del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de La Carolina, una vez que los otros juzgados implicados se inhibieron a su favor.

 

FADON PARA  DENTAL