Publicidad

JAÉN.- El PSOE cree que la situación en la que el PP mantiene el servicio de recogida de basura y limpieza demuestra que “estamos sentados sobre una caja de bombas” que está perjudicando a ciudadanos y trabajadores del servicio. El secretario general del PSOE de Jaén, Manolo Fernández, y la responsable del área de la Federación de Servicios Públicos de la UGT, Macarena Rivas, han mantenido hoy una reunión, a petición de la organización sindical, para conocer la situación en la que se encuentran los empleados, que afrontan por segundo mes consecutivo retrasos en sus nóminas. La última, la de mayo, solo se ha cobrado al 50%. Fernández y Rivas han pedido al alcalde en funciones, José Enrique Fernández de Moya, y a la empresa “que no utilicen a los trabajadores”, ya que han dado muestras de un comportamiento y paciencia al mantenerse en sus puestos prestando sus servicios a la ciudadanía.

Macarena Rivas indica que los empleados del sector “no cobran grandes nóminas”, por lo que cualquier retraso trae consigo problemas de índole doméstica y financiera. “Cuando los bancos cobran intereses de demora porque los trabajadores no pueden afrontar sus deudas la empresa no se hace responsable de ellos”. Para Rivas “cuando una empresa prevé que tiene dificultades lo primero que debe hacer es  salvaguardar los derechos de sus trabajadores mientras que en este caso, FCC los ha usado contra al Ayuntamiento”, algo que ocurre justo después de las elecciones. Manolo Fernández ha recordado que el PSOE lleva tres años anunciando que esta situación podría llegar y entiende que si la empresa ha podido pagar las nóminas antes de las elecciones, “no queremos pensar que esta situación estalla como medida de presión para que el contrato que FCC lleva tres años esperando con el Ayuntamiento se firme en una dirección no deseada y poco ventajosa”.

Los socialistas explican que FCC lleva tres años gestionando sin contrato el servicio municipal más caro que tiene el Consistorio. La libertad de no tener que ceñirse a un acuerdo por escrito ha llevado a FCC a facturar de forma “hinchada” su trabajo incluyendo conceptos como amortizaciones que ya no deberían tener efecto, facturas que el PP en el Ayuntamiento, con una ruina de 700 millones de euros, se ve incapaz de afrontar. Así, Fernández señala que los principales perjudicados han sido los vecinos y los trabajadores. El sobrecoste de tres años sin contrato con FCC supera los 18 millones de euros. Sobre el anuncio de De Moya de que ya se está ultimando el nuevo contrato, el socialista recuerda que llevan dos años esperando el pliego que el PP prometió para licitar de nuevo el servicio, un documento “que iba a ser consensuado y participado pero del que el PP solo habla para salir del paso en momentos en los que hay presión por la situación del servicio o cuando el PSOE lo denuncia ente los medios de comunicación”. Manolo Fernández recuerda que la apuesta de los socialistas “que ahora cobra más sentido que nunca” es la de dejar en manos públicas el servicio. “Creemos que  la solución es la remunicipalización o la encomienda a la Diputación, que entendemos que evitaría situaciones como la que están viviendo los trabajadores en las últimas semanas”.

 

FADON PARA  DENTAL