Publicidad

JAÉN.- Ya lo mencionábamos ayer, con esa posibilidad, que hoy ha vuelto a confirmar el padre de los tres niños de La Carolina, a los que presuntamente secuestró hace dos semanas, y que fueron encontrados en poder de la madre cuatro días después en Villaverde (Madrid): el lunes comienza una huelga de hambre hasta que le dejen ver a sus hijos o le den la tutela a su familia. Manuel Moreno sigue asentado en las puertas de la delegación de Políticas Sociales de la Junta de Andalucía y así estará durante el fin de semana. El lunes si nada cambia y la Junta no le deja ver a sus hijos (aunque es decisión judicial) o le dan la tutela a la familia comenzará una huelga de hambre. Son los cuatro niños de 10, 7, 5 y 3 años los que, actualmente, se encuentran bajo supervisión de la Junta de Andalucía en dos centros de menores. El mayor en Baeza y los tres más pequeños en La Carolina.

«Mi objetivo es que reúnan a mis hijos que están sufriendo y están destrozados psicológicamente», ha dicho Manuel, al tiempo que ha afirmado que una vez que estén reunidos su deseo es «poder visitarlos cuando me pertenezcan aunque sea con cien policías alrededor porque soy su padre porque mis hijos no tienen que pagar las consecuencias de lo que hayan hecho los mayores». Manuel ha tenido en total diez hijos de los cuales aún viven ocho de ellos. Hace catorce años ya le quitaron la custodia de dos de ellos y ahora se repite la historia. «Han esperado a formar otra familia para volver a hacerme lo mismo», subraya.  Moreno ha dicho que la Policía se llevó a sus cuatro hijos del colegio el pasado mes de diciembre y que desconoce el motivo por el que los han separado, pero ha insistido en que tienen que estar juntos. «Nunca supimos cuales fueron los motivos, pero se los llevaron, lo que pasa es que finalmente yo firmé para que se quedaran con su madre». Manuel  ha pedido rapidez a la Junta y a la Justicia para evitar que «mis hijos sigan sufriendo como lo están haciendo ahora, que son muy pequeños y no entienden por qué los han separado y por qué no están en su casa».

 

FADON PARA  DENTAL