Publicidad

JAÉN.- El piloto Bailenense retorna a la competición y lo hace a lo grande subido en su CM Demon Car en la XVI edición de la Subida Ciudad de Montoro , valedero para el Andaluz de montaña, demostrando que no ha olvidado en absoluto pilotar de forma efectiva y rápida con un coche nuevo y tras un periodo de inactividad deportiva en lo referente a la competición sobre cuatro ruedas. En el nuevo formato que la montaña tiene, la prueba celebrada en la localidad cordobesa de Montoro constaba de las mangas de entrenamiento del sábado, las oficiales y la competición que se celebraba el mismo día , para repetir formato el domingo donde se sumaban los tiempos oficiales de carrera de ambos días. Esteban Perea tendría que poner su CM a punto aprovechando los éntrenos libres del sábado que daba comienzo a las 17 horas, bajo un calor asfixiante y la temperatura del asfalto muy alta. El piloto de Bailen hacia 19 años que no corría en esta clásica de pruebas de montaña y contaba con poca experiencia sobre con su nueva montura de acoplamiento en el conjunto piloto-maquina. Aun así realizaba un buen tiempo y una mejor puesta a punto tras corregir algunos reglajes y adaptarse a este tipo de vehículo que pilotaba por primera vez. Perea paraba el crono en 1, 36, 696. En la primera manga oficial del sábado y después de un espléndido trabajo en los reglajes de su montura, conseguía un espectacular tiempo de 1, 29,269 que mejoraba en mas de seis segundos el primero y clasificaba segundo en la posición.

El domingo con el asfalto mas frió, hacia de que el pilotaje se tornase mas delicado al no coger temperatura idónea los neumáticos, haciendo terceros con 1, 29,550 de tiempo cronometrado, después de variar de nuevo los reglajes iniciales. En la primera manga oficial del domingo se volvió a variar el tren delantero en busca de una mejor dirección y precisión sin conseguir los objetivos que le permitiesen subir del tercer puesto pero si mejorar los tiempos que se situaban en 1, 27,402. Para la segunda manga oficial, el equipo técnico y el piloto, decidieron no tocar el vehículo y subir con los últimos reglajes que se llevaron a cabo, con el propósito de mantener la tercera plaza conseguida hasta el momento de iniciar la ultima manga que realizo el piloto de Bailen que subió con los neumáticos mas gastados y con menor adherencia, ante el empuje del rival que le precedía y que le arrebato la tercera posición en el ultimo momento. Un gran resultado final y gran satisfacción de Esteban Perera Oriola, piloto de Bailen que baraja la posibilidad de correr en Málaga y en Alcalá La Real, además de aquellas pruebas que su presupuesto, escaso,  le permita.

 

FADON PARA  DENTAL