Publicidad

POR Juan Sebastián Morales Gámez

@juansmorales

 

Ante lo sucedido en el partido de la final de Copa del Rey, y una vez que transcurridos unos días de aquel bochorno se han sucedido toda clase de análisis, conviene pararnos un segundo y reflexionar de forma individual.

Nos debemos hacer unas preguntas ¿Por qué ha sucedido esto? ¿Quién tiene la culpa? Y ¿Qué podemos hacer? Pues bien, el odio a España no es algo nuevo, se viene fraguando desde hace mucho tiempo y los culpables son aquellos que suelen ofrecernos las soluciones que nunca llegan.

Cuando en televisión a los contertulios les duele la boca al referirse a España y lo hacen siempre como “este país”, cuando los partidos que se definen como “nacionales” y “constitucionales” no sacan en sus actos públicos la bandera de España, y si las banderas regionales, no interpretan el himno de España, y si el de la región de turno, en definitiva cuando parece que hablar de España es algo del pasado, viejo, carca o facha, sencillamente pasa lo que pasa.

Si los contertulios de debate nocturno y pierna cruzada hablasen sin miedo de España, si aquellos partidos exhibiesen la bandera de España y cantasen el himno, y digo bien, cantasen, el himno de nuestra nación al igual que lo hacen con los himnos regionales, probablemente no estaríamos como estamos.

He comentado lo de cantar el himno de España, pues si, que nadie se asuste, no hace mucho la Fundación DENAES (para la defensa de la nación española) presidida entonces por el que ahora es presidente de VOX, hizo un esfuerzo para que nuestro himno tuviese letra y no nos diese miedo ni vergüenza cantarlo. Se trata de una preciosa letra de Jon Juaristi que debería cantarse en todos los actos de aquellos partidos que se definen como defensores de España y de su unidad.

(https://www.youtube.com/watch?v=PdrNqvN5mJA)

Además de esto, la lamentable pitada no puede quedarse en un acontecimiento más de democrática normalidad, no debemos quedarnos en el calentón del bar o la tertulia, hablar de ello una semana y dentro de unos días a otra cosa.

Es fundamental tomar medidas, y tomarlas ya, de no ser así insultar los símbolos de España, o lo que es lo mismo a los españoles que es lo que estos representan, pasará ya siempre a ser algo normal, y la situación, irremediable.

 

FADON PARA  DENTAL