Publicidad

JAÉN.- El club Grupo de Amigos del Balonmano de Jaén (GAB Jaén) ha organizado un homenaje a la plantilla de jugadores y técnicos y a los directivos del antiguo “Balonmano ADA Jaén”, que hicieron posible en 1979 que este club ascendiera a la División de Honor de este deporte. El presidente de la Diputación en funciones, Francisco Reyes, ha presentado junto al concejal de Deportes del Ayuntamiento de Jaén en funciones, Higinio Vilches, y el presidente del GAB Jaén, José Ignacio Fernández, las distintas actividades previstas, que se desarrollarán los días 5 y 6 de junio con la colaboración de la Administración provincial.

En este acto, Reyes ha subrayado que “es de justicia rendir homenaje a la plantilla de jugadores, técnicos y directivos del Balonmano Jaén que hace algo más de tres décadas lograron uno de los hitos más importantes en la historia del deporte jiennense: ascender a la División de Honor nacional, la máxima categoría en aquel momento de esta modalidad deportiva”. El presidente dela Diputación, que se ha sumado a este reconocimiento impulsado por el GAB Jaén, ha añadido que “debemos reconocer los méritos de una generación que no sólo alcanzó el éxito deportivo, sino que dejó algo mucho más importante y duradero: plantaron la semilla y despertaron el interés por la práctica deportiva, en este caso del balonmano, en esta ciudad y en esta provincia”.  Este conjunto jiennense, “pese a la escasez de medios”, como ha recordado Francisco Reyes, logró mantenerse tres temporadas en esta categoría “e incluso obtuvo un fantástico cuarto puesto en la Liga 80-81”. “Estos logros generaron una contagiosa fiebre por el balonmano en la ciudad: una ingente masa de aficionados, jornada tras jornada, llenaba La Salobreja para ver a un equipo diría que mítico y que, tal vez hasta ahora, no ha recibido el reconocimiento que se merece”, ha apostillado.

Por todo ello, Reyes ha agradecido a los responsables del GAB Jaén que “den este paso y hayan preparado estos actos de homenaje que se van a desarrollar durante los días 5 y 6 de junio, 36 años después de aquel recordado ascenso que a buen seguro está grabado en la retina de muchos aficionados jiennenses”, un hito “que es necesario recordar entre otras cosas porque hay mucha gente, sobre todo joven, que ni siquiera habrá oído hablar de él”.  Con este homenaje, ha insistido Francisco Reyes, “se hace justicia, pero también puede servir de acicate, de estímulo para afrontar otras metas con más optimismo, porque estos jugadores demostraron que en Jaén no somos más que nadie, aunque tampoco menos”. “Somos capaces de lo mejor –ha perseverado–, y esto es bueno saberlo y recordarlo porque la autoestima es un ingrediente casi imprescindible para alcanzar cualquier objetivo importante”.

Los éxitos de este equipo de balonmano jiennense, que ahora han reverdecido los jugadores del Jaén Paraíso Interior de fútbol sala, “son una muestra de lo necesario que es generar una ilusión colectiva, que un territorio pueda estar implicado en hacer realidad un proyecto común, en este caso deportivo”, ha enfatizado el presidente de la Diputación, quien ha añadido que “también son un espejo donde mirarnos como sociedad, porque demostraron que desde la humildad, con dedicación y esfuerzo máximo, se pueden perseguir y conquistar las metas más altas”.

 

FADON PARA  DENTAL