Publicidad

JAÉN.- Visiblemente nervioso comparecía, esta mañana, en rueda de prensa el concejal Miguel Ángel García Anguita para explicar la filtración, ayer, de un vídeo en el que reconoce haber metido  a dedo y con enchufe a gente en el ayuntamiento de Jaén. A su lado, el concejal de Seguridad Ciudadana presente, también, en ese encuentro que hubo con policías hace dos años y siete meses. Y en esta comparecencia ha negado la mayor. Asegura que todo fue fruto de un «calentón» y que dijo eso ante los continuos ataques de algunos policías en la asamblea les estaban sometiendo. Este vídeo grabado por un policía «que mucho daño está haciendo al cuerpo y podría dar las dos horas de grabación» se produjo en el marco de un reunión entre ambos concejales y policías locales donde estaban negociando el dinero y las horas que el ayuntamiento debía a los agentes. «Se ha dado una parte de esa reunión», subraya Anguita. Pero sigue negando que fueran ciertas las palabras. «Bueno sí las dije pero es mentira. Es imposible enchufar a gente en el ayuntamiento» matiza el concejal y portavoz del PP en el consistorio.  Subraya que se vio contra la espada y la pared ante los continuos ataques de los policías y que respondió ofendido  con una afirmación que es mentira.

«Prefiero ser un ordinario antes que ser un corrupto», ha dicho García Anguita, al tiempo que ha dicho sentirse «totalmente respaldado por mi partido en Jaén y en Sevilla». El concejal y también parlamentario andaluz ha negado haber recibido llamada alguna del presidente de su partido en Andalucía, Juanma Moreno, y ha dejado claro que no tiene intención alguna de dimitir.

 

 

FADON PARA  DENTAL