Publicidad

JAÉN.- El enchufismo, algo que se intuía en el ayuntamiento de Jaén, es algo, por lo visto instaurado desde hace varios lustros. Así lo ha confirmado en un vídeo Miguel Ángel García Anguita, primer teniente de alcalde, portavoz del ayuntamiento de Jaén, y parlamentario andaluz desde las últimas elecciones autonómicas. Esta afirmación la hace García Anguita durante una reunión con el concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Carlos Ruiz, y miembros de la Policía Local y Bomberos. Con un tajante «¿Cuántos funcionarios de carrera hay metidos por nuestros cojones? Muchos» se expresaba Anguita durante la negociación con los agentes por las horas extras y el dinero que les debía el consistorio. Un vídeo grabado a principios de 2013 y que sale hoy a la luz en las redes sociales, plataformas como Youtube y cadenas nacionales. La pregunta ahora es: ¿cuántos de los trabajadores municipales han entrado a dedo durante el gobierno de José Enrique Fernández de Moya? García Anguita se vanagloria de los 18 años que lleva de concejal y de la cantidad de funcionarios que ha metido a dedo, tanto en Policía Local, Bomberos como en el resto del ayuntamiento incluyendo arquitectos. Un vídeo demoledor del consistorio municipal que ha crecido sin parar y que es uno de los culpables de la escandalosa deuda que tiene y que le ha llevado a una situación de bancarrota.

El teniente de alcalde y concejal de Personal, Miguel Ángel García Anguita, en su defensa, ha publicado una nota de prensa a través del servicio de prensa del ayuntamiento. En él ha manifestado que “es un video sesgado y lo que se dice está fuera de contexto, ya que estábamos debatiendo sobre la disponibilidad de horas de servicio extraordinario, y hubo un funcionario del cuerpo que dijo textualmente, aunque eso no se ve en el video, que había que despedir a 300 trabajadores laborales del Ayuntamiento que eran enchufados para pagar a los funcionarios de la Policía Local, a lo que este concejal de Personal le contestó que este equipo de Gobierno no iba a despedir a ningún trabajador municipal y que tanto derecho tenían a tener un trabajo los laborales como los funcionarios, y que incluso algunos funcionarios sabían que también eran enchufados”.

 

 

FADON PARA  DENTAL