Publicidad

JAÉN.- La segunda cita con el campeonato andaluz de Karting, encuadrada en la Escuela de la Federación Andaluza, contó con una mayor participación y reunió en el circulo de Campillos (Málaga) a los futuros campeones que participan en esta iniciativa que la Federación de Automovilismo autonómico puso en marcha a principios de año y que estuvo Francisco Melero, presidente de la FAA. Después de un tiempo donde el Karting sufrió la situación económica y vio como se mermaba la parrilla de pilotos de esta especialidad, puso en funcionamiento esta escuela que está destinada a los mas jóvenes con fines promocionales y de formación.

Juan Fernando Bruno, piloto de tan solo seis años, natural de Mengíbar estuvo presente en el circuito malagueño donde volvió a demostrar el nivel y madurez con que cuenta con tan pocos años y una temporada mínima de experiencia que empezó el año pasado. La lucha  entre el piloto y sus rivales fue antológica, intensa y espectacular, mostrando su técnica y valor a lo largo de las mangas de que constó la carrera. Al final conseguía la segunda plaza, muy cerca del ganador, a pesar de contar con menos potencia y peores neumáticos. Bruno, esta considerado como una firme promesa que avanza en cada carrera, mejora sus resultados y define claramente su calidad como piloto. Este Benjamín de seis años confirma en cada carrera su evolución situándose entre los mejores pilotos de la escuela andaluza.

A pesar de estos prometedores resultados y los éxitos conseguidos, el piloto acompañado siempre por su padre, Francisco Bruno que actúa como técnico y mecánico y Ángel López responsable de la formación del joven campeón, cuentan con el gran obstáculo presupuestario para concluir lo que queda de temporada andaluza y la Winter mini, campeonatos en los que se quiere seguir participando y que, sin embargo, las complicaciones para seguir en ambos certámenes se puede ver seriamente perjudicados si no aparece el patrocino necesario para cubrir los 2.500 euros necesarios.