Publicidad

JAÉN.- El pasado día 6 de mayo del 2015 la asociación Adacea (Asociación De Daño Cerebral Adquirido) en colaboración con la Confitería Barranco, desarrolló un taller un de autonomía con la repostería como trasfondo.  Ocho usuarios del centro acompañado de el equipo de la asociación, se involucraron en la elaboración de magdalenas. La casualidad y una filosofía común, el trato personal e individualizado, hizo posible que se materializará la idea «Tropezamos sin querer con la directora y enseguida surgió una gran sinergía, ya que ambos creíamos y defendíamos la esencia de este tipo de talleres» declara Alberto Esteban Barranco, responsable de confitería Barranco. En este sentido desde la asociación Adacea se apuesta por acciones que velen por y para que los afectados «recuperen actividades que hacían antes de sufrir el daño y aprendan nuevas destrezas desarrollando su creatividad».