Publicidad

JAÉN.- Para la agrupación de electores, el comercio local y las tiendas de barrio dan vida a la ciudad y generan un importante número de empleos. Si desaparece el pequeño comercio disminuyen, también, los ingresos en la comunidad, ya que la compra en una tienda de barrio, a diferencia de la compra en una gran superficie, repercute en mayor medida en la economía local. Manuel Montejo afirma que los mercados de abastos municipales, tienen un gran valor como lugar de encuentro, como plaza de intercambio comercial que ha contribuido a la actual configuración de la ciudad  y de su centro histórico y que hay que establecer una moratoria para la instalación de grandes superficies.

El candidato a la Alcaldía de Jaén, Manuel Montejo, junto a otros compañeros y compañeras de candidatura se ha acercado esta mañana al Mercado de San Francisco, para hablar con los comerciantes y al mismo tiempo hacer la compra semanal. Durante el encuentro Montejo ha reafirmado su apuesta firme por el comercio tradicional y los mercados de abastos municipales y ha señalado que una de las primeras medidas que tomará desde el Ayuntamiento será evitar que se cierren más establecimientos comerciales, concretando un Pacto Local por el Comercio. El pequeño comercio local atraviesa una situación difícil, muchos negocios han cerrado y otros  tienen grandes dificultades para sobrevivir. Áreas tradicionales del comercio de la ciudad tienen locales vacíos y sufren un evidente abandono y no podemos consentir que esto siga ocurriendo.- señalan desde Jaén en Común.

Desde JeC consideramos que el impulso y modernización del comercio local de proximidad es uno de los ejes claves para la mejora de la economía local, y para conseguir una ciudad más cohesionada y con mejor calidad de vida. El comercio local y las tiendas de barrio dan vida a la ciudad y generan un importante número de empleos. Manuel Montejo ha desgranado alguna de las propuestas que piensa poner en marcha desde el consistorio, como aquellas que tienen que ver con el urbanismo  comercial: mejora y regeneración de los espacios públicos, de las calles adyacentes a los ejes de actividad del comercio local, y de la movilidad en la ciudad, haciendo accesible el pequeño comercio a toda la ciudadanía con un transporte público eficiente. Además JeC plantea la mejora de los mercados municipales, renovando sus instalaciones, apuesta por la innovación y nuevas ofertas, creación de centros comerciales abiertos ubicados en torno a los dos mercados municipales -Peñamefécit y San Francisco- .

Por otra parte Manuel Montejo se ha comprometido a la apertura de una Oficina Municipal del Comercio, que sirva como observatorio permanente para conocer el estado del comercio en la ciudad y orientar la acción del  Ayuntamiento,  y para  el asesoramiento  a las personas que pongan en marcha nuevas iniciativas comerciales. Todas estas medidas estarán incluidas en un Pacto local por el Comercio Local urgente y necesario para dar vida a la ciudad- subraya Montejo.  También se apoyarán las iniciativas que promuevan la comercialización de productos de procedencia local, ecológicos y de comercio justo. Finalmente, JeC es partidaria de una moratoria en la instalación de nuevas grandes superficies comerciales, por sus impactos sobre el empleo, porque requieren un incremento del tráfico de vehículos  privados en la ciudad, y  porque conllevan la destrucción de la economía local.