Publicidad

JAÉN.- Manuel Montejo pondrá en marcha una oficina municipal de asesoramiento a vecinos y vecinas y apoyo en las negociaciones con entidades financieras de cara a evitar por todos los medios que se produzcan más desahucios en Jaén. Por otra parte el candidato a la Alcaldía ha subrayado que tanto la Junta como el Ayuntamiento tienen que tener disponibles un cupo de viviendas para situaciones de emergencia, de manera que nadie se quede en la calle por no poder pagar el alquiler o la vivienda. “Ante la graves situación que están atravesando tantas y tantas familias de Jaén, exigimos lo que es del pueblo, lo que es nuestro, las viviendas que los bancos quitaron a la gente, las vivienda públicas vacías que hay en Jaén, porque no se puede entender que haya viviendas vacías y gente sin techo. Vamos a conquistar denuevo el derecho a la Vivienda que ha sido vulnerado por las administraciones y que condena a la gente a dormir en la calle” . Con estas palabras Manuel Montejo se ha puesto a disposición de la familia acampada frente a la Delegación de Vivienda de la Junta ante la grave situación que padecen y su exigencia de una vivienda digna

Miembros de la candidatura de Jaén en Común han acudido esta tarde a la puerta de la Delegación de Vivienda de la Junta de Andalucía para acompañar a la familia que que está exigiendo una vivienda digna, después de años solicitando a la administración un cambio de vivienda por razones de salud. Manuel Montejo ha manifestado que tanto Junta como Ayuntamiento no apuestan por una política de vivienda adecuada a las circunstancias actuales, sino que siguen pensando como en la época de la burbuja inmobiliaria.

Alquileres sociales y recuperación de las viviendas embargadas por las entidades bancarias, son las apuesta de Jaén en Común, para paliar la situación que padecen cientos de familias en Jaén, al haber perdido sus viviendas por impago de alquiler o hipoteca. Manuel Montejo ha hecho un llamamiento a todas aquellas familias que están pasando por dificultades: que han dejado de pagar su hipoteca o alquiler, o los gastos básicos de luz, agua, etc., a los que están a punto de ser desahuciados o ya lo están, porque se quedaron sin trabajo y ahora no pueden hacer frente a sus gastos, a que se sumen al proyecto de Jaén en Común para impedir que haya más desahucios en Jaén y que las decisiones políticas tengan que ver con las necesidades de las personas.