Publicidad

JAÉN.- El Lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad crónica, autoinmune y sistémica que puede afectar a prácticamente cualquier parte del cuerpo humano. Las manifestaciones clínicas de la enfermedad son variables, desde síntomas constitucionales –fiebre, cansancio, malestar general- a específicos, dependiendo de los órganos y sistemas afectados. Principalmente, se afectan la piel y las mucosas, las articulaciones, los riñones, el cerebro, las membranas serosas, los pulmones, el corazón, la sangre y el tracto gastrointestinal. Una enfermedad muy dura para los pacientes que lo padecen. Por eso, desde la Asociación Giennese de Lupus, están realizando una campaña en la provincia de Jaén para que los días del 8 al 10 de mayo, donde edificios o monumentos destacados de la provincia se iluminarán de color morado en solidaridad con los enfermos y enfermas de Lupus. Ayuntamientos como Úbeda, Bailen, Torredonjimeno, Sabiote, La Carolina  Torredelcampo, Villatorres o Jaén, La Fuente de San Francisco en Linares y el Palacio de la Diputación de Jaén cambiaran su iluminación con un tono morado para participar y solidarizarse con los enfermos y enfermas de LUPUS de la provincia. Un gran esfuerzo e ilusión para poder visibilizar a todos estas personas que sufren una enfermedad tan desconocida y grave.