Publicidad

JAÉN.- La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, afirma en una entrevista en la revista Oleum Xauen que el sector del olivar y del aceite de oliva “ha sabido reinventarse” y se muestra “segura de que no ha tocado techo”. La titular de Agricultura repasa en dicha entrevista el desarrollo de esta campaña oleícola 2014/2015, las perspectivas de futuro, las medidas que se deben de impulsar para mejorar la cadena de valor en el aceite de oliva, la nueva PAC o las debilidades y fortalezas del olivar y del aceite de oliva, entre otros asuntos.

Este nuevo número de Oleum Xauen, que tiene como titular de portada “Poco fondo de armario” en referencia al escaso enlace de aceite de oliva con el que se prevé que finalice la presente campaña debido a la baja y corta cosecha, cuenta con un total de una veintena de tribunas de opinión de expertos conocedores de este sector que vertebra la provincia de Jaén y buena parte de los municipios de Andalucía, en la que este cultivo está considerado como estratégico.

Entre los artículos de opinión destacan los de la consejera de Agricultura en funciones de la Junta de Andalucía, Elena Víboras; o los médicos e investigadores Bernat Soria y Franz Martín; Antonio Luque, Manuel Parras, Francisco Vañó, Anuncia Carpio, José María Penco o Santiago Botas, entre otros muchos, que analizan la situación del sector desde diferentes ángulos.

Además, cuenta con informaciones relacionadas con el balance de la campaña; la XVII Feria Internacional de Aceite de Oliva e Industrias Afines, Expoliva; una radiografía de lo que es la variedad picual; la pasión del fundador de Restaurante Juanito, Juan Salcedo, por los aceites de oliva; el estudio del genoma del olivo y otros muchos asuntos firmados por los periodistas y expertos Mari Paz Aguilera, Ginés Donaire, Antonio Agudo, Ángel López, Guillermo Pedrosa y Javier López.

Oleum Xauen es una publicación monográfica del olivar y del aceite de oliva, que tiene como objetivo ser punto de encuentro del sector oleícola y contribuir, desde la pluralidad y el rigor, a que este cultivo y este producto ocupen el lugar que honestamente se merecen social y económicamente, dignificando su valor.