Publicidad

JAÉN.- La Unidad de Violencia de Género de la Policía Local de Jaén, denominada Grupo Alba atendió 300 casos de violencia doméstica durante 2014. Esta sección está formada por agentes, especializados en esta materia, desarrollan su trabajo diario en coordinación con la UPAP (Unidad de Prevención, Asistencia y Protección) dependiente del Cuerpo Nacional de Policía y que actúa directamente en asuntos concernientes con el maltrato de la mujer y  canalizan sus intervenciones con los Juzgados de Violencia contra la Mujer y la Fiscalía de Menores.

De todos los casos, la mitad,  150 han finalizado su tramitación y medidas adoptadas de protección, alrededor de 140 casos aún se encuentran abiertos con protección y seguimiento, entre los que se encuentran una decena de casos que afectan a chicas adolescentes de la provincia entre 14  y 17 años que disponen de medidas de protección  permanentes para evitar vuelvan a ser maltratadas o vejadas por sus novios.

Desde el Grupo Alba de la Policía Local de Jaén se lanza un mensaje a la sensibilización y respeto a la integridad física y psíquica entre las relaciones del hombre hacia la mujer, ya sea una relación actual o pasada, del tipo marital, de noviazgo o convivencia, o simplemente de amistad, sin que el hombre tenga ningún derecho a ejercer una actitud de superioridad sobre la mujer sometiéndola a sus intereses limitándola en su desarrollo como persona.

Juan Carlos Ruiz, concejal de Seguridad  aseguró que “para erradicar la violencia de género no solo es necesario sensibilización y educación desde muy temprana edad y que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, administraciones y otros agentes sociales como profesores, sanitarios, psicólogos trabajen de manera coordinada, sino que, cobra suma importancia la colaboración y denuncia ante cualquier caso sufrido o conocido por parte de la víctima, familiares, amigos o vecinos que tendrían garantizado su anonimato”.