Publicidad

 

JAÉN.- El candidato del PSOE a la Alcaldía de Jaén, Manuel Fernández, ha refrendado “en mayúsculas” en la visita realizada al barrio de El Tomillo, su promesa de poner en marcha planes de empleo locales a su llegada a la Alcaldía. Los residentes en esta zona, que sufren una tasa de desempleo de más del 70% han pedido además a Fernández que “valore” la realidad familiar y personal de los parados y se acabe con el clientelismo en la selección.

El presidente de la Asociación, Francisco Jesús Zuheros, ha señalado que muchos jóvenes se quejan de que, habiendo trabajado apenas 2 ó 3 meses en 3 años, no tener prestaciones y depender de padres y abuelos, no han entrado en la selección que el Ayuntamiento ha hecho para los planes de empleo que la Junta de Andalucía ha aprobado para la capital por varios millones de euros. “La gente joven del barrio se nos queja de que siempre trabajan los mismos, que no hay criterios de igualdad en la selección que han hecho”, dice Zuheros.

Manuel Fernández ha señalado que es prioritario atender desde el Ayuntamiento “la sangría del desempleo en los barrios. Un alcalde no puede vivir de espaldas a esta realidad y negarse hasta en 10 ocasiones como le hemos pedido desde el PSOE a Fernández de Moya que ponga en marcha planes laborales municipales para trabajadores es inaudito”. El PSOE presentará en los próximos días su propuesta para crear un plan de empleo municipal una vez que Fernández alcance la Alcaldía.

“Hay 13.000 parados que tienen que tener respuesta de esos planes de empleos y respuesta de todas las áreas del Ayuntamiento, como es el caso de los servicios sociales o la formación laboral. Sabemos que los planes de empleo son una solución a corto plazo, pero aquí hay familias para las que conseguir seis meses de trabajo les supone un respiro enorme en sus vidas”, dice Fernández.

Los vecinos también se quejan del abandono general del mantenimiento del barrio. Fernández recuerda que la mayor dotación de infraestructuras de servicio público (escuelas infantiles, instalaciones deportivas y de ocio) y arreglo de calles del barrio se realizó durante el mandato del PSOE la pasada legislatura. Después no ha habido más inversión en El Tomillo. Los vecinos se quejan de que los jardines no se mantienen y la limpieza brilla por su ausencia. “Queremos que los partidos políticos suban, conozcan la realidad de El Tomillo y se preocupen por este barrio que tiene tantos derechos como los demás”, dide Zuheros. Manuel Fernández señala que, como en tantos otros barrios de Jaén, la limpieza y el mantenimiento “no es una cuestión de dinero, es un derecho ordinario del barrio que solo necesita de la voluntad de quien gobierna la ciudad”.