Publicidad

JAÉN.- El PSOE ha constatado que el alcalde guarda en un cajón las facturas por valor de 20 millones de euros de sobrecoge que el PP está pagando a la concesionaria del servicio de recogida de basura y limpieza por tener la ciudad más sucia que nunca. El secretario de Política Municipal del PSOE y número 3 en la lista que el candidato Manuel Fernández presenta a la Alcaldía, Julio Millán, , revela que en la liquidación del presupuesto de 2014 aprobada ayer en solitario por el  PP en el pleno se recoge que ha quedado sin pagar el 100% de la deuda que el PP ha contraído con FCC, que trabaja sin contrato para el Ayuntamiento desde 2012, situación que los socialistas han puesto en conocimiento del Ministerio de Hacienda porque vulnera la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas. “No solo se deben los 24.000 euros diarios que se pagan de más por prestar el peor servicio en la historia de la ciudad sino también los 15 millones de euros anuales que la empresa cobra aunque no tenga contrato, con lo que la deuda que se encontrará el próximo equipo de gobierno será inconmensurable”.

Los socialistas lamentan que, una vez más, “De Moya vuelva a situar a la ciudad de Jaén a la cabeza de los ránkings nacionales vergonzantes y tristes” y consideran “un despropósito que un alcalde prefiera hacer de oro a una multinacional permitiéndole que facture a los precios que le da la gana antes que trabajar para que los jiennenses no pasen vergüenza porque su ciudad es una de las más sucias de España”. Los socialistas han puesto voz pública en repetidas ocasiones a las quejas vecinales por la falta de limpieza, que es una constante en el centro urbano y en los barrios de la periferia, desde Peñamefécit al Polígono del Valle. Del mismo modo, han criticado que el acondicionamiento de calles y jardines se haya tenido que hacer con el dinero y la mano de obra de los planes de empleo de la Junta, que podría haberse destinado a otros fines, porque el alcalde se ha negado a exigir a FCC que cumpla con su trabajo. Asimismo, los socialistas han protagonizado campañas de limpieza de solares y recogida de basura poniendo el acento en el estado de degradación que la ciudad presenta.

Julio Millán considera que el alcalde no puede negar con “mentiras poco consistentes” que la relación que mantiene con FCC “no está beneficiando a la ciudad y está desangrando las arcas municipales”. Con ello, el dirigente socialista alude a la excusa del alcalde de que el vertedero municipal es la limitación para no sacar adelante un nuevo contrato “ventajoso” para la ciudad con FCC. “Hace seis meses el vertedero no estaba colmatado según el PP, hoy el alcalde lo reconoce y quiere negociar una salida a los residuos con la Diputación”. Para Millán “es evidente que lo que hay es una dejación de funciones que cuesta dinero a la ciudad y que cualquier excusa es válida para justificar que se esté pagando esta burrada a una empresa a cambio de nada”.

El PSOE anuncia que estudiará la remunicipalización de los servicios públicos una vez que llegue a la Alcaldía “porque estamos convencidos que es posible prestarlos sin perder personal y de forma más eficiente directamente desde el Consistorio, como otros Ayuntamientos, algunos gobernados por el PP, están haciendo”.