Publicidad

JAÉN.- La campaña de control de exceso de velocidad que ha llevado a cabo la Dirección General de Tráfico entre los días 13  y 19 de este mes, ha concluido en las carreteras de la provincia con el control de 10.354 vehículos. Durante la semana que ha durado la operación, la Guardia Civil ha formulado 710 denuncias contra conductores que superaban los límites de velocidad establecida, lo que supone un 6,85 por ciento del total de vehículos controlados. Con esta campaña, la Dirección General de Tráfico ha querido concienciar a los conductores de la importancia de respetar los límites de velocidad, como un elemento básico y fundamental de la seguridad vial.

La velocidad genérica máxima para turismos y motos en autopistas y autovías sigue siendo 120Km/h. En carreteras secundarias, de 100 km/h o 90 km/h en función de la anchura del arcén y en vías urbanas dicha velocidad genérica es de 50 km/h. Por tanto, y teniendo en cuenta estas velocidades, establecidas en el Reglamento General de Circulación, los conductores que las incumplan estarán cometiendo una infracción grave o muy grave, sancionada con multa de 100 a 600 euros y la pérdida de entre 2 y 6 puntos, dependiendo del exceso de velocidad cometido. En el caso de que el exceso de velocidad fuera superior en sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, el Código Penal lo tipifica como delito y es castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.